Principal RADAR NO Turismo Libros Futuro CASH Sátira


UN TESTIGO CONTO EL CHOQUE. DENEGARON LA EXIMICION DE PRISION
Los detalles de una noche fatal 

Un taxista que iba detrás de Rodrigo contó que la camioneta blanca hizo dos maniobras en las que encerró al cantante. Además, una versión sostiene que Rodrigo habría estado alcoholizado. 
El juez rechazó el pedido de eximición de Pesquera basándose en que vio el choque pero no se detuvo.


Por Raúl Kollmann

t.gif (862 bytes) La muerte de Rodrigo va camino a una dura controversia que terminará en un juicio oral. Ayer apareció por primera vez un testigo clave, que ya declaró en la causa judicial, y reveló detalles del accidente en el que murió el cantante. Rodolfo Villegas, un taxista que conducía su vehículo detrás del de Rodrigo, contó que la camioneta blanca hizo dos maniobras en las que encerró al Potro, en el marco de una especie de incidente de tránsito que protagonizaron ambos conductores. Por el otro lado, Fernando Burlando, el abogado de Alfredo Pesquera –el comerciante que iba al volante de la camioneta blanca–, reveló que ya está en el expediente el examen de alcoholemia, que indicaría que Rodrigo había tomado alcohol, aunque aún deberán tenerse en cuenta otros parámetros. El punto clave de la controversia será –en el juicio oral– qué es lo que fue decisivo en el accidente: el estado de borrachera de Rodrigo o las maniobras del conductor de la camioneta blanca. Por de pronto, ayer el juez Nolfi resolvió rechazar la eximición de prisión pedida por Pesquera. El magistrado sostuvo que el comerciante vio el accidente por el espejo retrovisor y sin embargo no paró su vehículo. Por lo tanto, no sólo podría ser imputado por homicidio culposo, o sea un accidente por imprudencia, sino también por abandono de persona. 
El testigo Villegas, un taxista que solía llevar a cuatro chicas a los recitales de Rodrigo, apareció anoche por primera vez en Azul Noticias. 
En la causa judicial sólo declaran cuatro testigos: tres viajaban en la camioneta de Rodrigo, y Villegas es el único que no estaba en ese vehículo y que vio todo lo que pasó porque conducía su taxi unos metros detrás de la Explorer del Potro. Este es un resumen de lo que sostuvo ayer:
La camioneta blanca iba delante de la de Rodrigo.
El cantante le hace señas con las luces altas, es decir que lo encandila un poco, pidiéndole paso. 
Rodrigo trata de pasar a Pesquera y éste realiza una maniobra amagando con encerrarlo.
El cantante se resigna a no pasar y queda otra vez detrás de la Blazer blanca.
Rodrigo vuelve a la carga. Intenta pasar nuevamente al vehículo de Pesquera y en verdad ya lo sobrepasa por media camioneta. En ese momento, el comerciante vuelve a amagar con encerrarlo. 
El cantante reacciona frente a este nuevo encierro y pega un volantazo. El vehículo rojo pega contra el guarda-rail y pierde el control.
Según Villegas, la camioneta da varias vueltas, en las que cae primero Fernando Olmedo y después Rodrigo. 
El testigo dijo textualmente ayer: “No puedo asegurar que haya sido intencional. Es posible que el de la camioneta blanca se haya asustado por las luces altas, pero hizo dos maniobras malas”.
Página/12 verificó anoche que todo lo dicho por Villegas coincide con lo que declaró en sede judicial. Su testimonio difiere en algunos puntos de lo que manifestaron quienes iban dentro de la camioneta de Rodrigo, pero en su defensa, una fuente cercana a la causa le dijo a este diario: “Los que iban en el vehículo de Rodrigo estaban todos en un estado bastante lamentable, de manera que es posible que Villegas haya sido el único con cierto grado de lucidez”. 
Por primera vez, ayer el abogado de Pesquera, Fernando Burlando, reconoció que efectivamente su cliente pudo haber encerrado a Rodrigo, pero como parte de un incidente de tránsito “como ocurren cientos todos los días en las rutas argentinas”, según argumentó. En resumen, lo más probable es que Rodrigo le haya hecho constantes luces para pasar a Pesquera, éste se enojó y lo empezó a torear, con lo que después se produjo la pérdida de control de la camioneta y la muerte de Rodrigo y Olmedo. La cuestión del alcohol es la otra controversia que se empieza a plantear. Burlando señaló ayer que el examen de orina de Rodrigo dio que tenía 1.1 gramo de alcohol en sangre. Martín Laguens, uno de los más prestigiosos especialistas en la materia, le dijo ayer a Página/12 que “ese dato sólo indica que el cantante había tomado alcohol. Y lo que tomó no es poco ni tampoco mucho. ¿Estaba alcoholizado? Para saber eso hay que tomar en cuenta otros datos, el cansancio, el tamaño del físico, la excitación. En verdad hay que hacer un estudio sobre las vísceras para saber cuánto alcohol realmente absorbió su cuerpo”. Lo curioso es que esos exámenes de las vísceras todavía no se empezaron a hacer e incluso algunos análisis de sangre fracasaron porque no se envió al laboratorio una muestra suficiente. 
Las mayores dificultades de los abogados de Pesquera surgen cuando tienen que explicar por qué el comerciante no paró su vehículo después del accidente y volvió para ver si podía ayudar a las víctimas. Los investigadores tienen probado que avisó en el peaje, pero lo cierto es que Pesquera se dio a la fuga. Este fue ayer el principal argumento que utilizó el juez Nolfi para denegar la eximición de prisión. Para el magistrado Pesquera podría ser imputado por homicidio culposo, o sea cree que hizo una mala maniobra, pero que ello no fue parte de un plan. Además, el comerciante puede ser acusado por abandono de persona, dado que emprendió la huida. Al converger ambos delitos, el magistrado resolvió denegar el pedido de Pesquera. No obstante, el comerciante no será detenido: sus abogados apelaron la decisión del juez y ahora la Cámara de Apelaciones deberá resolver.


El manager, internado

El representante de Rodrigo, José Luis Gonzalo, debió ser internado de urgencia en el Hospital Británico, el miércoles a la noche, tras padecer un cuadro de hipertensión. Gonzalo se encontraba trabajando en su empresa José Luis Producciones cuando comenzó a sentir dolores en el pecho y debió ser trasladado al hospital. 
Según los médicos que lo atendieron, Gonzalo ingresó con “dolores de cabeza, molestias fuertes en el pecho” y “muy alta presión arterial”. Para John Emery, director del Británico, la descompensación que sufrió Gonzalo “evidentemente” está en relación con el fatal accidente que tuvo el cuartetero Rodrigo el sábado a la madrugada, en la autopista Buenos AiresLa Plata. 
Ayer a la mañana, el parte médico de Gonzalo anunciaba que los valores de su presión arterial habían “mejorado sustancialmente”. Pero, así y todo, “por prevención, los médicos decidieron prolongar la internación del representante durante 24 horas más para poder controlar su evolución.

El cantante, con otra hija

La pelea por la herencia de Rodrigo produce cada día nuevos capítulos. 
Como adelantó Página/12, por ahora la única heredera es la madre del cantante por cuanto el hijo, Ramirito, nunca fue reconocido por Rodrigo. Aunque públicamente El Potro manifestaba adoración por el niño, en la intimidad reconoció un par de veces que no creía que realmente Ramirito fuera hijo suyo. Ayer, integrantes del entorno del cantante le señalaron que la madre de Ramirito, Patricia Pacheco, se negaría a que le hagan un examen de ADN al niño. El argumento es que -.según dijo-. “no quiero nada de Rodrigo. Ya me dio todo”. Se trata de una postura asombrosa: si en la prueba de ADN se verifica que Ramirito es hijo de Rodrigo, el niño pasa a ser el único heredero.
Pero las sorpresas no paran ahí. En el entorno familiar trascendió que está a punto de presentarse una mujer, de nombre Karen, que convivió con Rodrigo un tiempo y tendría una hija del cantante. Quienes conocieron bien al Potro sostienen que Rodrigo aceptaba la historia como cierta y que pensaba que efectivamente la niña podría ser su hija.
En este torbellino, que pinta con precisión cómo era la vida del cantante, seguramente va a participar algún fiscal, por cuanto tiene la obligación de preservar los derechos de Ramirito. Por esa razón, seguramente se va a pedir el ADN del niño para determinar si es o no hijo de Rodrigo y defender su derecho a heredarlo. En el caso de Karen, la participación no hará falta por cuanto la mujer, si es que se presenta, pedirá ella misma que se haga el ADN de la niña y se verifique así si Rodrigo era su padre.

Otro suicidio por el ídolo

Al igual que ocurrió en Tucumán el domingo, ayer una adolescente se ahorcó por Rodrigo, esta vez en Córdoba. La chica, de tan solo 12 años, se suicidó en el patio de la casa en la cual vivía con su padre, Américo Pérez, en la localidad de Jesús María. Pérez, quien regresó a las 20 del miércoles a su casa, encontró a su hija colgando de unos cables de luz que estaban atados a los parantes del techo de un galpón. Como María del Carmen, la adolescente de 16 años que se ahorcó en el baño de su casa en la localidad de Banda del Río Salí, en Tucumán, la chica se mató junto a una foto de Rodrigo que, en este caso, no apareció apretada por las manos de la joven sino tendida con broches de ropa a un alambre. El padre de la chica, al mismo tiempo que sigue recriminándose por no haber llegado a tiempo, culpó a los medios por la muerte de su hija: “Que la terminen con Rodrigo”, se indignó Américo Pérez cuando lo entrevistó una radio local porque, según aseguró, estimulan “la desazón” que sienten los jóvenes por la trágica muerte del cantante.

 

PRINCIPAL