DEPORTES

Fabián Madorrán no encontró salida y eligió el camino del suicidio

El ex árbitro se pegó ayer un tiro en la boca cuando llegó a Córdoba desde Buenos Aires. Tenía la intención de abrir un negocio, pero en una carta contó que fue víctima de un robo.

Por Camilo Ratti
Desde Córdoba

Desocupado y muy deprimido, a los 39 años se suicidó en Córdoba el ex árbitro de fútbol Fabián Hugo Madorrán. Ayer a media mañana, de un tiro en la boca con una pistola 9 milímetros de su propiedad, el polémico referí se quitó la vida en el Parque Sarmiento, al frente de la terminal de ómnibus. A las 8.30 se había bajado de un colectivo proveniente de la Capital Federal, donde fue a buscar dinero para emprender un negocio en la capital cordobesa. A través de una carta-testamento, Madorrán, que fue despedido por la AFA en septiembre del año pasado, le pidió a su amigo Jorge Videla que siguiera el juicio contra la máxima institución del fútbol argentino y que vendiera todo lo que tenía para entregárselo a sus padres, quienes dependían económicamente de él.
“Le destrozaron la vida con un telegrama de dos líneas”, fue la contundente frase que utilizó Juan Spirópulos, abogado de Fabián Madorrán, para explicar la terrible decisión del ex árbitro de fútbol, encontrado muerto de un balazo en la boca por la policía provincial en las escalinatas del Parque Sarmiento, con el cuerpo semisentado y revólver en mano, según el parte policial.
Frente a la terminal de ómnibus, desde donde había bajado de un colectivo proveniente de Buenos Aires, el polémico referí dijo basta, luego de que la determinación de la AFA de rescindirle el contrato a fines del año pasado lo dejara sin rumbo ni posibilidades laborales concretas. “Fabián llegaba de la Capital Federal, a donde fue a buscar un préstamo que había conseguido para poner un cyber en Córdoba, ciudad en la cual se sentía cómodo para vivir”, señaló a Página/12 Spirópulos.
El abogado contó que en una suerte de testamento que le dejó a su amigo Jorge Videla antes de suicidarse, Madorrán relata que fue asaltado y que ya no tenía motivos para vivir. “En la carta deja instrucciones para que yo continúe con el juicio contra la AFA, y que venda todas sus pertenencias para que sus padres puedan afrontar la hipoteca que pesa sobre sus bienes”, disparó conmovido Spirópulos. “No digo que la AFA sea la responsable de su muerte, pero su injustificado despido tuvo un impacto tremendo en el estado de ánimo de Fabián, y seguro en la lamentable decisión que tomó hoy (por ayer)”, sentenció el letrado.
“No estaba bien psicológicamente, andaba muy deprimido y ya me había adelantado cuando lo echaron del arbitraje que no tenía ganas de seguir viviendo”, sostuvo Videla, quien junto a su novia convivía con Madorrán. “Ser árbitro era su vida, su pasión, y al frustrarse esa posibilidad, la última alternativa era el negocio que pensaba emprender acá. Al ser asaltado y perder ese dinero, ya no tuvo razones para seguir adelante”, continuó Videla.
Durante su campaña como árbitro, Madorrán participó en varios partidos polémicos, a partir de su personalidad intimidatoria para desempeñarse. Varias veces fue suspendido, entre ellas en abril de 1999, por sancionar mal dos penales para San Lorenzo, en un encuentro ante Estudiantes.
Aunque está casi confirmado que fue un suicidio, el caso está a cargo del fiscal Alejandro Moyano, de la Fiscalía 2 turno 1 de esta ciudad, quien determinará cómo sigue la investigación. Además de la autopsia del cuerpo, el trabajo judicial consistió en tomar testimonios a familiares y amigos, y confirmar si la carta entregada a Videla pertenece definitivamente a Madorrán.
Más que confirmar si fue o no un suicidio, las indagatorias sirven para bucear en la vida de esta persona, saber si tenía tratamiento psicológico, recomendaciones médicas, y ese tipo de elementos que aportan a la parte civil del caso. “Al tratarse de un suicidio, lo penal estaría prácticamente cerrado, aunque es algo que en su oportunidad determinará el juez respectivo”, dijeron a este diario fuentes de la policía judicial cordobesa, que confirmaron que la pistola utilizada por Madorrán fue una Beretta italiana de 9 milímetros, propiedad del ex árbitro de fútbol.

Compartir: 

Twitter
  

La figura de Madorrán generaba polémica en los estadios del fútbol argentino.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12 Logo de Gigared

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.