DEPORTES › ARGENTINA DERROTO A SUECIA Y PASO A LOS CUARTOS DE FINAL DE LA DAVIS

Un carnaval con tonada cordobesa

Nalbandian y Calleri vencieron a Bjorkman y Aspelin para cerrar la serie y provocar un festejo enloquecido de casi nueve mil personas. Ahora toca Croacia.

 Por Ariel Greco

De fondo se escuchaba “Soy cordobés”, de Rodrigo. Afuera, casi nueve mil personas celebraban un triunfo que parecía sencillo, que con el correr del juego se complicó y que luego del susto se cerró con autoridad. Y adentro, sobre la cancha del Parque Roca, como si se tratara de un grupo de estudiantes secundarios jugando al carnaval, los integrantes del equipo argentino festejaban la victoria 3-0 sobre Suecia y el pasaje a los cuartos de final de la Copa Davis salpicándose con champagne y con agua mineral. Apenas habían pasado unos segundos desde que los cordobeses David Nalbandian y Agustín Calleri habían consumado el éxito al superar 6-2, 7-6, 2-6, 6-4 a Jonas Bjorkman y Simon Aspelin, y la tensión se había transformado en delirio. Por eso la vuelta olímpica con la bandera argentina, los abrazos interminables y los saludos con Gastón Gaudio y Guillermo Coria, ausentes en la serie pero presentes en el momento de apoyar al equipo. Sólo faltaba Diego Maradona, que, más tranquilo que el viernes, no bien se definió la serie se retiró del estadio muy contento.

“Definir todo en el segundo día nos da una tranquilidad enorme. Los chicos jugaron muy bien y estamos muy contentos”, sintetizó el capitán Alberto Mancini. Atrás había quedado un partido que demostró una vez más el liderazgo de David Nalbandian en un equipo que no para de exhibir variantes. El unquillense no sólo jugó un primer set en gran nivel, sino que no paró de arengar a Calleri, que no lucía tan preciso. Claro que el más errático de la cancha era Bjorkman, lo que derivó en un sencillo 6-2 sostenido en los errores del sueco.

La levantada del doblista europeo y una postura no demasiado agresiva de los argentinos determinó que el dominio cambiara de manos en los siguientes dos parciales, por más que la dupla cordobesa consiguió quedarse con el segundo set en tie break. Así se llegó al cuarto, donde prevaleció la jerarquía de Nalbandian y el aporte de un público metido de lleno en el juego. “Al principio parecía que iba a ser más tranquilo. Pero luego levantaron mucho el nivel y se nos complicó. Lo importante es que supimos sacar el partido adelante y que definimos la serie”, explicó Nalbandian, que una vez más elogió a la hinchada: “En Argentina, la gente es espectacular, y a diferencia de otros lugares, le ponen muchas ganas a todo”.

La clave estuvo en el 2-4 del set decisivo. Allí volvió a aparecer el revés ganador de Nalbandian y un acompañamiento más solvente de Calleri para levantar el quiebre. Y cuando llegó la igualdad 4-4, los suecos no supieron aprovechar las chances que tuvieron sobre el saque de David. Con garra y un aliento conmovedor de la gente, los argentinos zafaron del momento complicado y, cuando tuvieron su oportunidad, no la dejaron pasar. Un revés paralelo de Nalbandian, casi como una síntesis perfecta de la serie, se clavó en el ángulo para cerrar el juego y desatar el carnaval. Para festejar y luego empezar a pensar en Croacia. Eso sí, con tonada cordobesa.

Compartir: 

Twitter
  

David Nalbandian baña con champagne al capitán Alberto Mancini.

La vuelta olímpica del equipo con la bandera argentina.
 

Pagina/12 - hosted by IFX

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.