ECONOMIA › TREGUA HASTA EL VIERNES EN EL TRANSPORTE. CAMIONEROS DECIDIRA EN ASAMBLEA SI VA AL PARO

Atropellada por una suba salarial

El sindicato de camioneros, que orientan Hugo y Pablo Moyano, quedó a la espera de una respuesta a su reclamo de aumento del 25 por ciento. Los empresarios del transporte de carga se aferran a la suba de insumos y baja en los ingresos para negarse.

Los camioneros decidieron postergar hasta el viernes la eventual convocatoria a una medida de fuerza en reclamo de mejoras salariales, según anunció ayer en conferencia de prensa el sindicato conducido por Pablo Moyano, hijo de Hugo, líder de la CGT. Ese día se realizará una asamblea general del gremio en la que se decidirán los pasos a seguir para apuntalar el plan de lucha, al que los trabajadores del sector no planean renunciar. Hasta entonces, continuarán en el estado de alerta y movilización que dispusieron la semana pasada ante el fracaso de las paritarias.

“El aumento lo darán por las buenas o por las malas”, dijo días pasados Moyano (h.), en alusión al pedido de ajuste salarial del 25 por ciento que formularon los camioneros. Según el gremialista, las empresas del sector no están afectadas por la crisis, ya que no hubo despidos. Y sobre la base de esa presunta bonanza el gremio está fundando su pedido. “Los empresarios están en condiciones de dar aumento”, sentenció el líder sindical, insistiendo en que la renuencia patronal a mejorar las remuneraciones no tendría asidero en los verdaderos números.

Una visión muy diferente expresan los empresarios del sector, quienes se lamentan de estar jaqueados por una suba de los insumos (el gasoil se incrementó un 7 por ciento desde la última mejora salarial) y, al mismo tiempo, por la retracción de ingresos. Según ejemplifican voceros de Fadeeac (Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas), en un servicio por el que hace un tiempo cobraban 1350 dólares, hoy sólo podrían facturar 1000.

A través de su vocero, Roberto Lago, el nucleamiento patronal también consigna que el ajuste del 19,5 por ciento otorgado en 2008 fue acordado antes de que estallara el conflicto con el campo, punto de inflexión para un negocio que desde entonces se habría resentido notoriamente.

La situación se tensó irremediablemente desde que, en el marco de las paritarias que se desarrollaban en el Ministerio de Trabajo, el sindicato de los camioneros formalizó su pedido de ajuste del 25 por ciento y los empleadores ofrecieron 0. Para Pablo Moyano, la pauta del reclamo la da “el costo de las compras en el supermercado”, anticipando que los trabajadores no están dispuestos a aceptar ninguna suma fija ni otra oferta que excluya a alguno de los gremios remuneratorios del sector.

Si bien la medida más drástica de un paro fue provisoriamente suspendida hasta el cónclave del viernes, los camioneros no se quedarán quietos hasta entonces. Por el contrario, la Federación que los aglutina convocó a sus miembros a realizar asambleas para discutir la situación laboral del sector durante toda la semana, de modo tal que la determinación que tome aquel plenario sea el producto de los debates previos que tengan los trabajadores del sector.

Para darles marco de plan de lucha a esas discusiones previas, el gremio se declaró en “estado de alerta y movilización”, según informaron sus dirigentes ayer en una conferencia de prensa. La asamblea del viernes está prevista para el mediodía y, si no surgen hasta entonces respuestas a sus reclamos, podría decidir medidas de fuerza que afectarán a recolectores de residuos, correo y transportadores de caudales.

Compartir: 

Twitter
  

Pablo Moyano, titular del gremio de los camioneros, no baja el reclamo. El paro puede esperar.
Imagen: Télam
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12 Logo de Gigared

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.