ECONOMIA › EL PEDIDO A LAS GRANDES EMPRESAS ES COMPENSAR SU BALANZA COMERCIAL Y CONTROLAR EL ALZA DE LOS PRECIOS DE SU PRODUCCION.

Si quieren importar tendrán que exportar

El objetivo planteado por el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, a las 150 empresas líderes en compras externas, es la sustitución de importaciones. Definió la meta de superávit comercial y les informó que el Gobierno no se endeudará.

 Por Javier Lewkowicz

Unos 150 empresarios de las firmas con mayor peso en las importaciones terminaron de desfilar ayer por la Secretaría de Comercio Interior, convocados por el titular de esa dependencia, Guillermo Moreno. El funcionario les aseguró que la aprobación de sus compras externas estará vinculada con que compensen importaciones con exportaciones y que le envíen listados de precios al mercado interno para 2010, 2011 y 2012. “Aquellas empresas que demuestren esfuerzo y progreso en la sustitución de importaciones y balanceo con exportaciones van a ser consideras por el Gobierno y tendrán flexibilidad comercial”, resumió Moreno. Reiteró que el Gobierno pretende cerrar el año con un superávit comercial de al menos 10 mil millones de dólares. “Nosotros no vamos a salir a endeudarnos”, enfatizó Moreno, de ahí la relevancia de la política comercial.

Moreno citó el viernes pasado a primera hora de la mañana a las cien compañías que encabezan el ranking importador, excluyendo a las automotrices, a quienes ya les había transmitido el mensaje para que compensen la ecuación comercial. El Gobierno también busca impulsar que firmas de capital nacional adquieran compañías en el exterior, objetivo que será uno de los ejes de la misión comercial a Angola que, a principios de marzo, realizará Comercio Interior junto a Cancillería y representantes del sector privado. Moreno pretende llevar a 400 empresarios.

El secretario de Comercio Interior también criticó a “economistas que pretenden que Argentina vuelva a tomar deuda en los mercados”. “Nosotros no vamos a endeudarnos”, remarcó. Al prescindir de esa fuente de entrada de dólares, el Gobierno pretende maximizar el superávit de la balanza comercial, de ahí la estricta regulación sobre las importaciones a partir de la declaración jurada anticipada que solicita AFIP, que se extendió a la contratación de servicios (ver aparte). La intención oficial es lograr un superávit comercial de al menos 10 mil millones de dólares.

El secretario se reunió ayer con algo más de cincuenta empresarios, que le siguen en relevancia en las importaciones al grupo citado el viernes. Les recordó la necesidad de que compensen “1 a 1” sus importaciones con cualquier tipo de exportaciones, a excepción de commodities. Aquellas empresas que presenten la evolución anual de su balanza comercial, con mejoras a partir de un aumento en las ventas externas o sustitución de importaciones, “no tendrán problemas”, dijo Moreno.

El funcionario también pidió que las firmas presenten sus listados de precios, de modo de ligar el permiso para importar con el compromiso hacia el mercado interno. Moreno estableció que la pauta anual de suba de precios es de 7 por ciento para los productos de consumo masivo, 14 por ciento para los de gama media y 18 por ciento para los artículos que pertenecen al segmento premium. Reafirmó que se focalizará especialmente en el análisis de la importación de bienes de consumo, para no afectar el ingreso de insumos, partes y piezas, que pueda entorpecer los procesos productivos. Ante la amenaza de los empresarios de disminuir el nivel de empleo, el funcionario enfatizó que no quiere despidos y que cualquier situación que pueda modificar la nómina laboral le deberá ser informada de antemano. Tal como explicó el viernes pasado, Moreno aseguró que el Gobierno brindará instrumentos financieros para que las compañías argentinas se transnacionalicen.

En 2011, el complejo industrial más deficitario en términos de divisas fue el automotor, con un rojo que llegó a unos 7500 millones de dólares entre terminales y autopartistas. Además, las automotrices están al tope de las empresas importadores, debido a la compra tanto de partes y piezas como de vehículos terminados. El Gobierno aquí se topa con directivas que muchas veces emanan desde las casas matrices y que son difíciles de torcer. También forman parte de la cúpula importadora las empresas de electrónicos de Tierra del Fuego. El Gobierno pretende que algunos circuitos impresos, partes plásticas o accesorios pueden sustituirse por producción local. Esas firmas electrónicas también entraron en el “1 a 1” de Moreno.

Compartir: 

Twitter
  

Guillermo Moreno, secretario de Comercio Interior, estableció que la pauta anual de suba de precios es de siete por ciento para productos masivos.
Imagen: DyN
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12 Logo de Gigared

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.