ECONOMIA › EL MEDIO AGUINALDO DE DICIEMBRE NO PAGARA IMPUESTO A LAS GANANCIAS POR UNICA VEZ

Menos impuestos para gastar más en las fiestas

La Presidenta anunció una medida de estímulo al consumo con la eximición del pago del Impuesto a las Ganancias en el medio aguinaldo de diciembre. Se benefician quienes perciben sueldos brutos menores a 25 mil pesos. El Estado resigna 2100 millones de pesos.

 Por Tomás Lukin

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció ayer que, por única vez, el aguinaldo de diciembre de los trabajadores con ingresos brutos de hasta 25 mil pesos mensuales no será alcanzado por el Impuesto a las Ganancias. La medida representa un importante estímulo fiscal al consumo de 2162 millones de pesos que impactará directamente sobre los asalariados registrados durante las fiestas. La eximición del pago del impuesto correspondiente al aguinaldo alcanza a 2,1 millones de trabajadores, el 92,5 por ciento de las personas alcanzadas por el tributo. Se trata de trabajadores con ingresos por encima del promedio de la economía. “Vamos a reunirnos con la CGT para discutir el aumento del mínimo no imponible para 2013. Queremos que esa discusión no esté aislada de la política salarial”, anticipó CFK quien, más tarde, recibió en la Casa Rosada a la cúpula de la central sindical (ver aparte).

El decreto 2191 que será publicado hoy no crea una nueva exención del Impuesto a las Ganancias, ya que para eso sería necesaria una ley, sino que dispone incrementar de forma “extraordinaria y por única vez” la deducción especial del gravamen. Ese aumento será equivalente al monto de Ganancias que le corresponde pagar por la segunda cuota del sueldo anual complementario (SAC). Desde la AFIP ejemplificaron que, sin los cambios, un trabajador soltero con un salario de bolsillo de 10 mil pesos mensuales recibiría en diciembre un aguinaldo aproximado de 3900 pesos. Las modificaciones elevan el SAC de ese empleado en 1150 pesos, hasta 5050 pesos. Así, la medida neutraliza el impacto del impuesto sobre el aguinaldo de diciembre y le permite al trabajador percibir la “totalidad” de ese ingreso. La posibilidad para tomar la decisión está contemplada en las facultades delegadas al organismo que encabeza Ricardo Echegaray por la ley 26.731 de 2011.

“Las políticas contracíclicas al consumo son las que mantuvieron vivo este poderoso mercado interno. Además de seguir impulsando el consumo, el objetivo es que en las fiestas, que es cuando uno gasta más plata, los trabajadores tengan la posibilidad de destinar unos pesos más”, explicó la Presidenta durante un acto de entrega de botiquines del Plan Remediar (ver aparte). Desde el equipo económico destacan que la medida beneficia a un gran número de trabajadores enrolados en sindicatos “críticos” del Gobierno, como camioneros y gastronómicos, así como a bancarios y mecánicos, entre otras actividades alcanzadas.

En el Palacio de Hacienda explicaban ayer que el Impuesto a las Ganancias sigue vigente y se aplica sin cambios sobre las remuneraciones brutas de los trabajadores. Los cambios impactarán sobre el impuesto correspondiente al aguinaldo. La magnitud del impulso al consumo asciende a 2162 millones de pesos, una suma significativa en el actual escenario de desaceleración económica y crisis financiera internacional.

La medida aplicada es diferente a un aumento del mínimo no imponible y demás deducciones del Impuesto a las Ganancias, donde el incremento es por un porcentaje fijo que beneficia más a quienes menos ganan e incluso permite que un segmento de trabajadores de ingresos medios quede excluido del pago del impuesto durante un período. Si bien la herramienta anunciada ayer logra un importante impulso al consumo de un amplio grupo de trabajadores registrados, el mecanismo elegido beneficia más a quienes tienen mayores salarios.

Así, el monto del impuesto que dejan de pagar los casados con dos hijos va de 63 pesos para los salarios que están en el borde del mínimo no imponible hasta a 3743 pesos cuando los ingresos brutos llegan a 25.000 pesos mensuales. Para los solteros el beneficio oscila entre 33 y 3743 pesos (ver cuadros). La excepción para el grueso de los trabajadores alcanzados por Ganancias implica que solamente pagarán el impuesto sobre la segunda cuota del SAC 172 mil trabajadores. Se trata de los trabajadores que tienen salarios brutos superiores a los 25 mil pesos mensuales.

Ganancias 2013

El anuncio de ayer representa un guiño a los sindicatos que reclaman el incremento del mínimo no imponible y demás deducciones del Impuesto a las Ganancias. Después del acto, CFK recibió en la Casa Rosada a una parte del Consejo Directivo de la CGT para comenzar a negociar oficialmente los nuevos parámetros del impuesto que no fueron modificados durante los últimos dos años. Esa medida implicó un incremento de los asalariados alcanzados por el impuesto. En junio, durante el primer aguinaldo, 1,7 millón de trabajadores pagaban Ganancias, en diciembre pagarán 2,1 millones de asalariados. La mandataria advirtió ayer que la mejora indirecta en los ingresos producto del incremento del mínimo no imponible “no puede estar aislada de la negociación salarial”, un pedido formal para moderar las mejoras salariales. Incrementar el 10 por ciento el mínimo no imponible tendría hoy un costo fiscal de 6300 millones de pesos, mientras que subir los parámetros 25 por ciento representaría un esfuerzo de 9500 millones de pesos. La intención del Gobierno es acordar con los sindicatos una adecuación entre el 15 y 20 por ciento.

Compartir: 

Twitter
  

La eximición del pago del impuesto correspondiente al aguinaldo alcanza a 2,1 millones de trabajadores.
Imagen: DyN
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12 Logo de Gigared

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.