EL MUNDO › EE.UU. CONFIRMA QUE NO SE VA DE AFGANISTAN EN EL 2013

Se quedan un tiempo más

El presidente afgano había indicado que Kabul planeaba asumir desde 2013 la seguridad en el país en reemplazo de las fuerzas de la OTAN (ISAF) y no a fines de 2014, como estaba previsto hasta ahora. Pero Obama dijo que se quedan.

Según informó ayer la Casa Blanca, el presidente estadounidense, Barack Obama, y su homólogo afgano, Hamid Karzai, mantuvieron una conversación telefónica en la que confirmaron lo pactado para 2014, momento en el que, según lo previsto, la seguridad local quedará en manos de las tropas afganas. Según la Casa Blanca, Obama además felicitó al mandatario afgano, de 54 años, por el nacimiento de su hija.

El jueves, Karzai había indicado en un comunicado que Kabul planeaba asumir desde 2013 la seguridad en el país en reemplazo de las fuerzas de la OTAN (ISAF) y no a fines de 2014, como estaba previsto hasta ahora. Pero según un comunicado de la Casa Blanca ambos presidentes reafirmaron que “las fuerzas afganas acabarían el proceso de transición y asumirían la total responsabilidad de la seguridad en el conjunto del país a finales de 2014”.

La Casa Blanca precisa que a partir de 2013 “la dirección de las operaciones de combate pasará progresivamente a las fuerzas afganas” y que las fuerzas estadounidenses tendrán un papel de apoyo. Menos de una semana después de la masacre de Kandahar a manos de un soldado estadounidense, ambos aceptaron “discutir antes las inquietudes formuladas por el presidente Karzai sobre la presencia de las tropas extranjeras en pueblos afganos”. Obama precisó que recibirá a Karzai en mayo en Chicago en el marco de la cumbre de la OTAN, que debe definir el proceso de transición en Afganistán. Tras recibir el jueves al secretario de Defensa Leon Panetta, Karzai declaró: “Estamos preparados para asumir toda la seguridad. Preferiríamos que este proceso se terminara en 2013 y no en 2014”.

Lo estipulado anteriormente había sido puesto en duda por el gobierno de Afganistán tras la matanza de 16 civiles en la provincia de Kandahar, cuando un soldado salió de su base y disparó a pobladores en sus viviendas. Además, ya existía una fuerte tensión entre las partes debido a la quema del Corán en la base estadounidense de Bagram.

Según confirmaron ayer ambos presidentes, a partir de 2013 el ejército afgano comenzará a asumir con apoyo estadounidense la conducción de las misiones de combate. Asimismo, fijaron fechas futuras para debatir la presencia de soldados extranjeros en los pueblos. Karzai exigía el retiro de las tropas de regiones rurales.

El conflicto suscitado por la matanza de civiles afganos generó una grieta entre el invadido país asiático y Washington que, lejos de cerrarse, se profundiza con las horas y que ayer tuvo un nuevo capítulo con la denuncia del presidente Hamid Karzai por falta de cooperación de Estados Unidos. Karzai se reunió ayer con familiares de las 16 víctimas de la masacre que cometió un soldado estadounidense en el sur de Afganistán y denunció sin medias tintas que la delegación que envió a investigar la matanza del domingo pasado no recibió la colaboración que esperaba de parte del ejército estadounidense.

“Esto ha estado pasando hace demasiado tiempo. Esto colma ciertamente el límite de mi paciencia”, dijo Karzai después de la reunión. “Esta forma de actividad, este comportamiento, no puede tolerarse. Ya es tiempo de que esto acabe”, agregó el mandatario en declaraciones a periodistas en Kabul, citado por la cadena CNN.

Durante la reunión, los familiares de los muertos insistieron en que debió de haber más de un soldado involucrado en la matanza y que no recibieron toda la información que pidieron a los estadounidenses. Karzai advirtió que, pese a querer una buena relación con Washington, “esto se está volviendo cada vez más difícil”, y reiteró que las tropas estadounidenses deben respetar las leyes y la cultura afganas.

El sargento que perpetró la masacre está acusado de haber abandonado su base en la provincia de Kandahar y de asesinar a sangre fría a 16 niños, mujeres y hombres en tres casas de dos poblados distintos. El militar no fue identificado, pero autoridades dijeron que tiene 38 años y que proviene de una base en el estado de Washington, en el extremo noroeste de Estados Unidos.

El hombre fue sacado de Afganistán el miércoles pasado y llevado a una instalación en Kuwait donde, según lo informado en primer momento por el ejército, esperará un juicio por el que podría ser condenado a muerte. Sin embargo, el abogado del soldado, John Henry Browne, informó a la cadena estadounidense CNN que su defendido fue trasladado ayer a la prisión militar de Fort Leavenworth en Kansas, Estados Unidos, noticia que causó rechazo entre las autoridades afganas.

El jueves, la estrategia estadounidense en Afganistán sufrió dos serios golpes cuando los talibán anunciaron que suspenden conversaciones de paz con Washington y Karzai pidió que se acelere la retirada de las tropas extranjeras y que éstas salgan de las zonas rurales.

Compartir: 

Twitter
  

Karzai le pidió a Obama que apuren la retirada de Afganistán, pero no tuvo éxito.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12 Logo de Gigared

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.