EL PAIS › OPINION

Carpa Blanca, un final abierto

Por Hugo Yasky *

Hace ocho años la Carpa Blanca de los docentes –así la bautizó el ciudadano de la calle– vino a interrumpir el sopor de la hegemonía menemista.
Quince días antes, un funcionario del Ministerio del Interior de Corach daba entre bostezos curso a la nota a través de la cual se le informaba que un grupo de docentes iba a instalarse por unos días frente al Congreso de la Nación para pedir un Fondo de Financiamiento para la Educación.
Ante la mirada incrédula de un gobierno que hasta la fecha había socavado cuanto intento de resistencia se le había cruzado en el camino, con una ceremonia sin estridencias, más parecida a un acto escolar que a una acción de protesta callejera, se inició lo que con el correr de los días fue adquiriendo la dimensión de una larga batalla para horadar el modelo educativo menemista de Estado ausente. El “Ministerio de Educación sin docentes y sin escuelas”, tal como gustaban definir los funcionarios menemistas al muñón resultante de la transferencia educativa a las provincias.
La Carpa Blanca y los “ayunantes docentes” desnudaron ante los ojos de la sociedad la verdadera gravedad de la crisis de empobrecimiento, fragmentación y desigualdad en la que se estaba sumiendo a los educadores y a la escuela pública argentina.
Esos 1003 días de resistencia reavivaron en la conciencia colectiva la necesidad de recuperar el papel indelegable del Estado nacional como garante de la igualdad de oportunidades y posibilidades para quienes aprenden y para quienes enseñan.
Pero los conflictos que hoy protagonizamos los docentes de Ctera en varias provincias nos muestran claramente que queda mucho por hacer. El modelo educativo menemista, aún vigente a través de la Ley de Transferencia y de la Ley Federal de Educación, debe ser superado. Es necesario avanzar para ello, como primer paso, hacia una ley de financiamiento integral de la educación, si lo que queremos es una escuela que democratice el acceso al conocimiento y que esté en manos de docentes retribuidos a la altura de la responsabilidad profesional que se les asigne.
En ese sentido, el final de la historia de la Carpa Blanca aún está por escribirse.

* Secretario general de la Ctera.

Compartir: 

Twitter
  

 

Logo de Página/12 Logo de Gigared

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.