EL PAIS

Padrón de afiliados, como quieren la UCR y Menem

Tras las quejas del menemismo y la UCR, el Gobierno estaría negociando la confección de los padrones de afiliados de cada partido para limitar la asistencia a las internas abiertas.

 Por Raúl Kollmann

El Gobierno y la Justicia electoral están negociando la confección de un padrón nacional de afiliados a los distintos partidos lo que permitiría solucionar “el 90 por ciento de los problemas que se plantearon”, según señaló a este diario una altísima fuente judicial. De esa manera, los afiliados a un partido no podrán votar en las internas de otro, aunque obviamente sí lo podrá hacer el ciudadano que no tenga ninguna afiliación. La clave va a estar en que el Poder Ejecutivo invertiría una importante cantidad de millones para hacer una informatización de apuro de esos padrones. Para poner en marcha la solución se debe superar el obstáculo de uno de los jueces electorales que no está de acuerdo y, sobre todo, se esperará el arribo del presidente Eduardo Duhalde –llega hoy desde Colombia– para que dé el visto bueno.
“Toda esta movida contra los decretos la hace el menemismo con un solo objetivo: es mejor discutir de las internas que de las cuentas en Suiza”, argumentó anoche, sin mucha ironía, un funcionario de primer nivel de la Casa Rosada que habló con Página/12. En verdad, también hay una ofensiva para que se vuelva a las viejas internas en las que primaba el aparato partidario.
La historia del padrón de afiliados es controvertida. Sucede que sería imprescindible para hacer una elección donde en cada interna partidaria sólo puedan votar los afiliados a ese partido y los no afiliados a ningún partido. Sin un listado de afiliados a cada fuerza eso es imposible. Por ello se registró –y aún se registra– el siguiente debate:
- El Gobierno sostiene que los jueces siempre dijeron que esos padrones eran imposibles de confeccionar, porque no están informatizados y hay 13 provincias en los que prácticamente no hay siquiera un padrón general informatizado. Es más –siempre según la versión oficial–, los jueces ni siquiera estaban de acuerdo en estar a cargo de la organización de las internas: “Nosotros resolvemos sobre conflictos judiciales, no organizamos elecciones”, dicen que argumentaban.
- Los jueces electorales, en cambio, aseguran que el Ministerio del Interior –o sea el Gobierno– nunca tuvo voluntad política de arreglar la organización de las elecciones y, por supuesto, tampoco hizo nada para poner los fondos y hacer el padrón.
En las últimas 48 horas, el menemismo y la UCR protagonizaron una movida para anular los decretos: hicieron presentaciones en la Justicia y también en el Congreso. En ambos territorios registraron éxitos, ya que se rumorea que habría jueces que les darían curso a los amparos y bloquearían el cronograma electoral. En el Congreso, también el bloque del PJ firmó una declaración para que se revean los decretos y una delegación de senadores se entrevistó con el ministro Jorge Matzkin.
Anoche, después de los aprietes, se habrían reiniciado conversaciones para poner en marcha, en forma urgente, la confección del padrón, algo que demandará millones de pesos y todo indica que se hará sin licitación.
El juez que no está de acuerdo con este camino es el bonaerense Manuel Blanco, quien está justo en el distrito de más envergadura, pero el resto de los magistrados con competencia electoral aceptarían que la elección se haga con el padrón de afiliados.
Sin embargo, Blanco y otros prevén un cuadro delicado a partir de un hecho en el que están todos de acuerdo: los padrones están inflados, con datos equivocados y tienen poco que ver con la realidad. Así puede darse el siguiente diálogo el día de la interna:
–Buenos días, vengo a votar en la interna de la UCR. Mi nombre es Fulano de tal.
–Ah, mire Fulano de tal, lo sentimos mucho pero aquí usted figura como afiliado al PJ.
–Pero yo nunca me afilié a ningún partido. –Mire, aquí figura como afiliado.
Más allá de estos peligros, la idea de hacer los padrones está en marcha. La última palabra la tendrá hoy Duhalde cuando baje del avión. Y no faltan quienes aseguran que el Presidente no quiere cambios en los decretos y dará pelea para que cualquier ciudadano –afiliado o no– vote en la interna abierta que quiera.

Compartir: 

Twitter
  

Ministro del Interior, Jorge Matzkin, entre dos padrones.
 
EL PAIS
 indice

Pagina/12 - hosted by IFX

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.