EL PAIS › LOS CAMBIOS QUE ARROJABAN LOS PRIMEROS RESULTADOS

El escenario en el Congreso

Al cierre de esta edición, la mayoría oficialista buscaba lograr quórum propio en la Cámara de Diputados. En el Senado, la Coalición Cívica ya lograba conformar su propio bloque.

 Por Laura Vales

EN LA CAMARA BAJA

En busca de quórum

Apoyado en la buena performance de Daniel Scioli en la provincia de Buenos Aires, el Gobierno apunta a alcanzar la mayoría propia en Diputados. El recuento para la Cámara baja avanzaba al cierre de esta edición a paso muy lento, pero la tendencia general de la elección hacía que anoche los operadores del kirchnerismo hablaran de la posibilidad de conseguir quórum propio. En la Coalición Cívica de Elisa Carrió las expectativas son empatar fuerzas o superar al radicalismo, que ha sido históricamente el bloque opositor mayoritario.

La Cámara baja renovó su mitad, 130 bancas. Los distritos claves en la elección, por aportar la mayor cantidad de legisladores fueron la provincia de Buenos Aires, la Capital Federal, Santa Fe, Córdoba, Mendoza y Tucumán. De esos distritos, el bonaerense es el que más legisladores sumó al Frente para la Victoria; en el kirchnerismo estimaban que podrían entrar más de 20 diputados de ese origen.

Por su parte, la Coalición Cívica de Elisa Carrió se hizo fuerte con los votos de la Capital Federal, Santa Fe y Tierra del Fuego.

Según los datos iniciales, entrarían al Congreso el gobernador bonaerense Felipe Solá, su par santafesino Jorge Obeid y Eduardo Fellner, de Jujuy. También el ministro de Trabajo Carlos Tomada, quien encabezó la lista de candidatos a diputados de la Capital Federal del Frente para la Victoria. Patricia Bullrich, ex ministra de Trabajo del gobierno de Fernando De la Rúa, consiguió un lugar de la mano de la Coalición Cívica. El socialista Roy Cortiña fue electo en la Capital Federal.

La lista de Roberto Lavagna dio la sorpresa en Córdoba, donde obtuvo tres bancas con el 30 por ciento de los votos. Lo siguió el Frente para la Victoria con dos diputados y el también kirchnerista Córdoba Nueva. La Coalición Cívica, por su parte, se alzó con dos escaños.

En la ciudad de Buenos Aires la Coalición Cívica se quedó con cuatro bancas y el Frente para la Victoria con tres. El electorado de centroizquierda consiguió hacer entrar al Congreso al economista Claudio Lozano y a Miguel Bonasso. El macrismo sólo llevó al Congreso al actual titular de la bancada del PRO, Federico Pinedo, quien iba por la reelección. En cambio no lograron ningún representante el Frente Justicia, Unión y Libertad de Alberto Rodríguez Saá, el Movimiento de las Provincias Unidas de Jorge Sobisch ni los partidos de izquierda.

Al cierre de esta edición tampoco lograba acceder a una banca el candidato presidencial y líder de Recrear, Ricardo López Murphy, que se presentaba además como primer diputado nacional por la provincia de Buenos Aires.

En Santa Fe, el Frente para la Victoria ganaba con la lista que encabeza el gobernador Jorge Obeid y se aseguraba cinco de los 10 escaños que renueva la provincia. El socialismo asociado con el ARI de Carrió se aseguraba cuatro bancas y luchaba al cierre de esta edición por la décima con el Partido Demócrata Progresista (PDP).

El Gobierno tenía hasta ahora 111 bancas. Para alcanzar las 129 que otorgan el quórum dependía de la asistencia del bloque del Peronismo Federal, integrado por ex duhaldistas. La suma de diputados propios para alcanzar la mayoría está facilitada porque se van del parlamento muchos de los legisladores que entraron bajo el ala de Eduardo Duhalde y de Carlos Menem, que ahora serían reemplazados por candidatos del kirchenerismo puro.


EN LA CAMARA ALTA

El nuevo bloque

En el Senado la novedad de esta elección es la llegada de un bloque de legisladores de la Coalición Cívica de Elisa Carrió. El Gobierno, que no ponía en juego su mayoría, aumentó su poder dentro del cuerpo legislativo donde seguirá teniendo el bloque mayoritario y estará a sólo tres votos de manejar los dos tercios de la Cámara alta. El radicalismo es el partido que perdió más espacio.

Carrió tendrá en el Senado cuatro representantes, a los que se sumaría en un interbloque el socialista Rubén Giustiniani. El buen resultado electoral conseguido en la Ciudad de Buenos Aires le dio a su fuerza los dos legisladores por la mayoría. María Eugenia Estenssoro y Samuel Cabanchik llegarán así a la Cámara alta, mientras que el Frente para la Victoria obtuvo la tercera banca por la que entrará al Senado el ministro de Educación Daniel Filmus. En el distrito porteño, el derrotado del día fue Mauricio Macri, quien a pesar de haber ganado hace sólo cuatro meses la elección por el gobierno de la Ciudad, no pudo ahora conseguir un lugar para su candidato Carlos Melconian.

La Coalición Cívica también obtuvo dos bancas en Tierra del Fuego, donde viene de ganar la gobernación de la mano de la actual diputada Fabiana Ríos.

A partir del 10 de diciembre, el kirchnerismo pasará a tener 45 escaños, a sólo tres de los dos tercios necesarios para tratar temas sobre tablas sin la presencia de la oposición.

El Gobierno obtuvo la mayoría en el Chaco, en Entre Ríos, Neuquén y Río Negro. En algunas provincias se quedó con los tres senadores, quebrando la premisa del sistema parlamentario que establece que cada una debe enviar a la Cámara alta dos representantes del partido mayoritario y un tercero por la minoría, es decir en nombre de la oposición. Uno de estos casos en el que los tres senadores serán K es el de Salta, donde las dos listas más votadas apoyaron la candidatura de Cristina Kirchner: la Alianza Frente para la Victoria - Partido Renovador (liderado por Juan Urtubey) y el Frente Justicialista para la Victoria, de Walter Wayard. Aunque adversarios en la política interna de la provincia, serán parte del mismo bloque oficialista en el Senado nacional.

Lo mismo sucedió en Santiago del Estero, donde los radicales K de Gerardo Morales ganaron la mayoría mientras la minoría quedaba en manos de una lista kirchnerista.

La UCR verá mermada su fuerza, ya que de los quince escaños con los que contaba sólo mantendrá nueve.

El Movimiento Popular Neuquino (MPN) de Jorge Sobisch perdió una de las dos bancas que puso en disputa, tras ser derrotado por primera vez en décadas.

Entre los senadores que llegarán al Congreso en diciembre están el actual gobernador salteño, Juan Carlos Romero, y el vicegobernador de Entre Ríos, Pedro Guastavino, oriundo de Gualeguaychú y uno de los que han sido nexo entre la asamblea ambiental y el Gobierno por el conflicto de Botnia. También el gobernador chaqueño Roy Nikisch y el vice de Santiago del Estero, Emilio Rached.

La Cámara alta renovó 24 legisladores, un tercio del total. Se votó en ocho distritos: la Capital Federal, Chaco, Entre Ríos, Neuquén, Río Negro, Salta, Santiago del Estero y Tierra del Fuego.

Compartir: 

Twitter
  

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12 Logo de Gigared

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.