EL PAIS › BRIZZIO Y GERONIMO, DELEGADOS DE LA UNION TRANVIARIOS AUTOMOTOR

“La inscripción no les sale”

 Por Laura Vales

Para entrar a la sede de la Unión Tranviarios Automotor, en la puerta hay que informar apellido, nombre y número de DNI. El empleado de la recepción, después de tomar nota en un registro, alza una cámara y saca una foto del recién llegado; sólo después autoriza a pasar. En el primer piso, en una oficina adornada con dos cuadros de Perón y Evita y otro de Roberto Fernández, el secretario general, están los delegados de la UTA. Claudio Brizzio es personal de seguridad de Metrovías. Raúl Gerónimo es mecánico, aunque ahora, aclara, está en uso de licencia gremial. El contesta casi todas las preguntas; tiene un cargo en el consejo directivo de la UTA. “La inscripción no les sale”, vaticina para abrir la conversación. Y lo repite con un tono de total seguridad, con el tono de quien dice “ésta es la posta”.

–Pero el Ministerio de Trabajo va a recibir a los delegados del nuevo sindicato para hablar del tema. ¿Qué piensa hacer la UTA si les dan la inscripción?

Raúl Gerónimo: –A esa decisión la tiene el secretario general (señala el cuadro de Fernández). Acá las decisiones las toma él.

–¿Y ustedes, como delegados, nada?

R. G.: –Nosotros estamos a la espera, a la buena voluntad del ministro de Trabajo. Esperemos que haga cumplir la ley de asociaciones sindicales. La ley dice que cuando ya hay un sindicato trabajando, no puede haber otro.

–¿Qué creen que va a pasar?

R. G.: –No sé... Acá se ha dictaminado en alguna parte, alguna vez, en un caso que salió de la Corte Suprema... Bueno, ahora no me acuerdo.

–¿El fallo de la Corte que permite llamar a elecciones y ser candidato a delegado sin obligación de estar afiliado del sindicato con personería gremial?

R. G.: –Ese... ¡Eso no se ejerce en ningún lado!

–Es un fallo reciente.

R. G.: –Pero, ¿dónde se ejerce? Vos imaginate que si yo estoy en el subte, no puedo ser delegado de los verduleros, ¿qué voy a entender de una verdulería si estoy en el subte?

–Lo que dice el fallo es que se puede ser delegado sin estar afiliado, por ejemplo, a la UTA.

R. G.: –Sí, pero para hacer una elección tenés que presentarte al Ministerio de Trabajo. Para las elecciones del 12 de diciembre (cuando la UTA eligió un nuevo cuerpo de delegados en el subte, sin participación del otro sector) nos presentamos al ministerio, que nos mandó un veedor. ¿Quiénes fueron los veedores del supuesto 98 por ciento que dicen ellos que los votaron? (La Asociación, por su parte, hizo un plebiscito para separarse de la UTA y luego una elección de delegados propia.) Es como si yo, que vivo en Moreno, mañana fuera y le dijera al intendente: “Andate”. No hago elecciones y digo: “La gente me quiere a mí”.

Claudio Brizzio: –No fue legal lo que hicieron. Es más: directamente no fue. Porque los sindicatos se manejan por un estatuto. Queremos que se cumpla con ese estatuto y con las leyes. Si no, el día de mañana sacamos las leyes, sacamos los jueces y que cada uno se maneje a la buena de Dios, como le parezca. Las leyes están para respetarlas. Como trabajadores tenemos derechos, pero también tenemos deberes. Donde terminan nuestros derechos comienzan los derechos de los demás.

–¿Cuáles serían esos deberes?

C. B.: –Respetar a mis compañeros (señala a Gerónimo). Si él es de Boca y yo soy de River, no voy a andar agarrándome todos los días... ¿me entendés?

–Los delegados que se quieren ir de la UTA...

R. G.: –(Interrumpe) No son delegados, disculpame.

–Los compañeros de ustedes que se quieren ir de la UTA...

R. G.: –No son delegados. Si nos ponemos títulos, yo te puedo decir que soy intendente de la provincia... gobernador de la provincia de Buenos Aires.

–Ellos estuvieron dentro de la UTA ocho años, la UTA tuvo con ellos una relación conflictiva...

R. G.: –No era taaan así. Yo pertenecí a ese cuerpo de delegados y nosotros veníamos acá, el secretario general nuestro nos ha prestado su secretaría, siempre hemos venido y consultado. Lo que salgan a decir es otra cosa.

–¿La UTA no es responsable de que haya trabajadores que se quieran ir?

R. G.: –Creo que no. Los responsables son los partidos políticos, los partidos de izquierda. En los noticieros, cuando hablan ellos dicen que (como veedores del plebiscito) estuvieron las Madres de Plaza de Mayo, estuvo Adolfo Pérez Esquivel... ¿Y qué facultad tiene Pérez Esquivel o las Madres de Plaza de Mayo para decir tal o cual cosa? Fijate que Dellacarbonara (delegado del nuevo gremio) se presentó para vicepresidente por el PTS y Néstor Segovia para gobernador de Buenos Aires. ¡Yo no me quiero imaginar qué hubiera pasado si estos muchachos agarraban algún puesto político, hoy estaríamos tirándonos balazos! ¿Me entendés lo que te digo?

–En el primer paro ustedes fueron a Constitución, pero después no volvieron.

R. G.: –El primer día nuestros compañeros nos habían dicho que estaban asustados, por eso fuimos: para que pudieran tener la libertad de trabajar. Pero no volvimos para no entrar en una provocación, porque estamos viendo que quieren llegar a la confrontación y tener un lastimado, a tener un muerto para decir “fue la UTA”. Y capaz que entre ellos mismos se dan un tiro, se matan entre ellos para decir que fuimos nosotros. El secretario general dijo: “Mejor no, quedémonos acá y que dictamine la Justicia”.

–Los sabotajes a los trenes, ¿quién los hace?

C. B.: –No sabemos. ¡Mirá si voy a robar y a dejar una pintada de “Aguante UTA”!

R. G.: –Es cosa de un desquiciado, de alguien que no tiene los patitos en hilera.

–Si la asociación es inscripta, el próximo paso es competir con ustedes por la personería gremial. Van tener que medir quién tiene más afiliados.

R. G.: –Te digo que una compulsa tiene que ser a nivel nacional, porque la UTA existe a nivel nacional.

–Pero el subte es sólo de la Capital Federal.

R. G.: –Bueno, pero la UTA es una Unión. Así que tienen que tener más que los afiliados que tiene la UTA, un 20 por ciento más.

–¿Cuántos afiliados tiene la UTA?

R. G.: –Debe andar por los 80 mil.

–Y en el subte hay menos de tres mil trabajadores.

R.G.: –¡Ah, bueno! Entonces, lo de ellos sería un sindicato por empresa, y no existe el sindicato por empresa. Por eso: que se cumpla con la ley.

–¿Cómo termina este conflicto?

R. G.: –Con alguien que le dé un corte: que el Ministerio del Interior ponga las garantías necesarias para que los compañeros puedan trabajar, y ahí vamos a estar sabiendo quién miente. Dale el derecho a trabajar a quien quiera, y ahí vemos qué pasa.

Compartir: 

Twitter
  

“¿Quiénes fueron los veedores del supuesto 98 por ciento que dicen ellos que los votaron?”, preguntan Raúl Gerónimo y Claudio Brizzio.
Imagen: Sandra Cartasso
SUBNOTAS
 
EL PAIS
 indice

Pagina/12 - hosted by IFX

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.