ESPECTACULOS

Un demonio harto de los hombres y otro monólogo a cargo de Dios

Ricardo Miguelez interpreta, todos los viernes, la obra Monigotes de papel, dirigido por Silvia Kauderer y Rubén Pires.

 Por Cecilia Hopkins

Obra aún inédita, escrita por Eugenio Griffero unos 20 años atrás, Monigotes de papel incluye dos monólogos para ser representados por el mismo actor. En El último ángel diablo, quien se dirige a público es un demonio hostigado por la maldad de los hombres, en tanto que en El mensajero, quien se hace cargo del texto es un Dios un tanto desconcertado, perdido en los subterráneos de Buenos Aires. La obra, que puede verse los viernes y sábados en Liberarte (Corrientes 1555) con entrada a la gorra, está interpretada por Ricardo Miguelez, bajo la dirección de Silvia Kauderer en el primer tramo y de Rubén Pires en el segundo.
“Eugenio Griffero nos dio mucha libertad para hacer la puesta de este texto que, según dijo, quería mucho a pesar de que nunca se lo había ofrecido a nadie”, cuenta el actor. El autor de La gripe, Príncipe azul y Familia se vende –también médico psicoanalista– le había acercado su obra en 1997, en la ciudad uruguaya de Colonia, luego de haber visto a Miguelez interpretar Confidencial, monólogo de Alberto Borla, bajo la dirección de la misma Kauderer. A siete años de aquel encuentro, una vez que el equipo puso el proyecto en marcha, los personajes fueron perfilándose. Porque, según aclara el actor, “después de comenzar a trabajar, tanto el diablo como Dios perdieron esa condición judeocristiana que los hacía enteramente malo o bueno, respectivamente”. También se descartó que ambos estuviesen representados a la manera clásica. Es por eso que este diablo tomó la forma de una enorme ave aterrorizada y Dios, sencillamente, se convirtió en una mujer gorda de aspecto boteriano que carga un pesado equipaje.
La decisión de que fuesen dos los directores del espectáculo fue tomada desde un principio, para conseguir registros totalmente diferenciados. No obstante, ambos cuadros contaron con el diseño de arte e iluminación de César Domínguez, la música de Emilio Kauderer y la realización de pelucas y postizos de Sussan Marech. Tanto el demonio como el Dios creado por Griffero –recreados con solidez por Miguelez– promueven la risa del espectador aunque, en conjunto, componen un amargo retrato del mundo y el hombre. “El humor forma parte de la búsqueda, pero es su consecuencia: no busco el gag, no me engancho con el chiste”, afirma el actor y director, desde 1986, del grupo Los Pepe Biondi.
Cuando realiza sus puestas, Miguelez convoca a un número variable de actores, pero a él mismo desde hace tiempo le toca interpretar monólogos, algunos de ellos presentados y premiados en festivales internacionales: “El unipersonal es un género difícil, que siempre atemoriza un poco porque no se le puede echar la culpa a nadie cuando las cosas salen mal”, bromea el actor a quien, en todos los casos, fueron los mismos dramaturgos quienes, como Griffero, le ofrecieron sus textos. Así lo había hecho Borla y también Oma Aitta, con Al cabaré no voy, unipersonal que aún continúa en Liberarte bajo la dirección de Alicia Zanca. Y ocurrió lo mismo con Vicente Zito Lema, cuando en 1987 le acercó su monólogo Gurka, las Malvinas en el hospicio, con la idea de que Norman Briski lo dirigiera en Calibán, su sala del barrio de San Cristóbal. Basado en los testimonios de un ex combatiente de las islas internado en el Borda, la puesta del monólogo incluyó un coro formado por 13 integrantes del Frente de Artistas del Borda, que emitían ruidos y gritos desde un foso. Según apunta el actor, ellos tenían permiso de salida para hacer las funciones y, los fines de semana, algunos de sus compañeros también iban al teatro a ver el espectáculo, “conmovidos por el tema y por la participación de gente en su misma situación... una vez, uno de ellos me sorprendió al preguntarme en qué pabellón estaba internado yo, que no me conocía”.

Compartir: 

Twitter
  

La obra fue escrita hace veinte años por Eugenio Griffero.
 
ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12 Logo de Gigared

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.