SOCIEDAD › LO ACRIBILLARON CUANDO ESTABA CON UNA TRAVESTI Y NO LE ROBARON NADA

Policía asesinado en un hecho confuso

Si bien al principio el caso se difundió como un nuevo crimen de un policía en ocasión de robo, el subteniente de la Bonaerense asesinado ayer recibió siete balazos y los agresores no se llevaron nada.

Las primeras informaciones hablaban de otro policía muerto en ocasión de robo. Pero luego las fuentes policiales coincidieron en que el asesinato del subteniente Marcelo Jáuregui fue “un confuso episodio”, por poner un eufemismo. Ocurrió en la madrugada de ayer, en una zona roja de Florencio Varela, al sur del Conurbano, cuando dos hombres se acercaron al auto del agente, que no estaba de servicio, e hicieron bajar a la travesti que lo acompañaba. Hubo un supuesto intercambio de disparos y Jáuregui recibió siete balazos. No le robaron ni el auto, ni los dos mil pesos ni los ciento cincuenta dólares que tenía, aparentemente, para pagar deudas. Según confirmó una fuente policial a este diario, uno de ellos habría sido detenido por la tarde. El jefe de la policía bonaerense, Juan Carlos Pa-ggi, aclaró que las circunstancias en las que se encontraba la víctima “poco tienen que ver con arriesgar la vida por la ciudadanía”.

Según las primeras pericias policiales, Jáuregui (de 43 años, casado y con dos hijos) habría llegado a disparar todas las balas de su arma reglamentaria, una 9 milímetros, por lo que la hipótesis de un robo sigue aún en pie junto a la de un ajuste de cuentas o la de un crimen pasional. “Hay un reguero de sangre que nos hace presuponer que uno de los agresores fue herido”, dijo un investigador, quien aseguró que todos los hospitales de la zona fueron avisados ante la posibilidad de que ingrese alguna persona herida.

Hasta el momento, la única testigo es la travesti de 23 años que acompañaba al policía asesinado, quien brindó los identikits de los dos atacantes. Declaró que estaba ayer a las 3 en el auto particular de Jáuregui, un Volkswagen Gol blanco, en la calle Necochea, entre Callao y Sargento Cabral, cerca del Cruce Varela. Según el relato, el coche estaba detenido junto al cordón cuando dos desconocidos se acercaron y a punta de pistola le sugirieron a ella que se fuera. Salió corriendo y volvió poco después, cuando cesaron los disparos, para intentar socorrer a la víctima (que habría muerto en el acto) y recuperar su cartera.

“No le robaron absolutamente nada, hay dinero, está el arma, está la documentación, no le llevaron siquiera la cartera a quien lo acompañaba”, dijo ayer Paggi, jefe de la Bonaerense. El domingo pasado, a la salida del velatorio del teniente Pablo Pocaressi (asesinado mientras evitaba un robo), Paggi aseguró que el 99 por ciento de los 54 mil hombres a su cargo son héroes. Sin embargo, ayer debió aclarar los tantos. “Este hecho difiere un poco del caso de Pocaressi. Quizá su razón social es la de ser policías, pero las circunstancias son diferentes”, dijo.

En el Cruce Varela, bajo los puentes, hay desde hace mucho tiempo una parada de travestis. Una fuente calificada de la Superintendencia de Investigaciones de la Policía Bonaerense reconoció a este diario que no se sabe qué estaba haciendo ahí el agente asesinado. “Lo único que podemos afirmar es que no estaba trabajando: él era un perito que trabajaba en la delegación Lanús de la Policía Científica”, aseguró la fuente, quien confirmó que el sospechoso detenido por la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Quilmes no es el que fue herido durante el ataque.

El cuerpo de Jáuregui fue trasladado al hospital Evita, de Florencio Varela, donde se le realizó una autopsia. El superintendente de Seguridad de la Zona Sur, Mario Valente, dijo que la víctima “tenía todo ese dinero en su poder, aparentemente, para el pago de deudas. Por eso creemos que no se trató de un intento de robo”. Según los investigadores, Jáuregui había comprado el auto hacía poco tiempo y el dinero que llevaba posiblemente iba a utilizarlo para pagar una parte de su valor.

Sin embargo, fuentes de la Unidad Funcional de Instrucción Descentralizada 1 de Florencio Varela, a cargo de Darío Provisionato, sostuvieron que “no importan las circunstancias, pudo haberse tratado de un intento de robo que se frustró o también pudo haber pasado que no haya habido intención de asaltarlo”. De lo único que parecen estar seguros el fiscal y la policía es que la travesti, que declaró ayer ante Provisionato, nada tuvo que ver. El sospechoso apresado ayer por la DDI de Quilmes, cerca del Cruce Varela, un joven de 21 años, será indagado hoy por el fiscal.

Compartir: 

Twitter
  

El auto del subteniente asesinado en Florencio Varela, ayer a la madrugada.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Pagina/12 - hosted by IFX

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.