SOCIEDAD › LA ENCABEZO MARIELA, HIJA DEL PRESIDENTE CUBANO RAUL CASTRO

Una marcha gay en La Habana

Fue parte de la jornada local por el Día Mundial Contra la Homofobia. La hija del presidente y sobrina de Fidel es sexóloga y directora del Centro Nacional de Educación Sexual. Su presencia fue una señal política.

La sexóloga cubana Mariela Castro, hija del presidente Raúl Castro, encabezó ayer en La Habana una marcha de la comunidad homosexual en la que se reclamó terminar con la homofobia, a la vez que se brindó apoyo al gobierno de Cuba. Al ritmo de tambores, la caminata se realizó en el marco de la IV Jornada Cubana por el Día Mundial contra la Homofobia. Participaron varios centenares de personas que hicieron ondear banderas nacionales y corearon consignas en favor del líder Fidel Castro y de su hermano Raúl, presidente de los cubanos desde febrero de 2008. Mariela Castro, directora del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), portó un cartel con la leyenda “Desterremos la homofobia”.

Otras pancartas pedían desarticular “la homofobia y todas las formas de discriminación”. Se señalaba en banderas y carteles que “la homosexualidad no es un peligro, la homofobia, sí” y que “los derechos sexuales son derechos humanos”. En declaraciones a la prensa, Mariela dijo que es necesario “tocar el corazón de la sociedad” para terminar con la homofobia. La marcha, custodiada por la policía, partió desde el Malecón y avanzó unos cientos de metros hasta el Pabellón Cuba, un centro de exposiciones en el distrito de El Vedado, donde hubo presentaciones audiovisuales y teatrales, exposiciones y test inmediatos de VIH-sida.

Por iniciativa del Cenesex, Cuba celebra desde hace cuatro años una Jornada Nacional contra la Homofobia, que en su actual edición incluye actividades públicas durante todo este mes en La Habana y Santiago de Cuba. Se están realizando exposiciones, presentaciones de libros, actuaciones de teatro o proyecciones de películas. En una entrevista publicada en agosto pasado en el diario mexicano La Jornada, Fidel Castro admitió que no supo “prestar suficiente atención” al problema de la homofobia en la isla.

Las relaciones homosexuales fueron despenalizadas en los años noventa y en 2008 se aprobó una ley que permite realizar gratuitamente operaciones de cambio de sexo. Mariela Castro promueve ahora una iniciativa para legalizar las uniones de homosexuales y otra para que se reconozca a los transexuales el cambio de identidad de género sin necesidad de someterse a cirugía. Los proyectos esperan hace años ser tratados en el Parlamento.

Los que participaron de la marcha abordaron también temas de política internacional y le exigieron al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, la inmediata libertad de los cinco cubanos que fueron condenados por espionaje. Los manifestantes portaban banderas cubanas y la multicolor de la diversidad sexual, además de fotos de Fidel Castro.

“¡Libertad, libertad!”, corearon rítmicamente los bailadores de la tradicional conga cubana, en referencia a cinco agentes cubanos presos hace 12 años en Estados Unidos bajo cargo de espionaje, y que La Habana define como “antiterroristas” que vigilaban a los grupos anticastristas de Miami. “Obama que libere a los cinco, Obama puede, que tenga lo que tiene que tener para que libere a los cinco”, dijo Mariela Castro en un breve discurso dirigido a los que participaron de la marcha.

La hija de Raúl había propuesto, al dejar inaugurado el Día Mundial contra la Homofobia: “Desarticulemos todas las formas de discriminación, desterremos la homofobia y defendamos el socialismo como paradigma emancipador del ser humano”.

Desde las aceras y autobuses que pasaban por la calle, muchos curiosos tomaron fotos y observaron la demostración de orgullo gay en Cuba, que los organizadores del Cenesex denominan simplemente como una “conga contra la homofobia”. “Es una muestra de la apertura gay en Cuba. Finalmente estamos abriendo mentes e insertándonos en el mundo”, aseguró una contadora de 30 años. Manuel Ernesto, un abogado de 25 años, sostuvo que asistió a la marcha para “favorecer a Cuba y tratar de borrar los tabúes que existen”. Entre los participantes, estuvo un grupo de la comunidad transexual, entre ellos Juan Isantos, un obrero de 61 años que se sometió a una operación de cambio de sexo y por eso es considerada la primera mujer favorecida con ese procedimiento en la isla.

Compartir: 

Twitter
  

La consigna fue “Desterremos la homofobia” y la marcha, la primera actividad pública de la jornada.
Imagen: AFP
 
SOCIEDAD
 indice

Pagina/12 - hosted by IFX

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.