libero

Lunes, 16 de abril de 2012

CONTRATAPA › EL TANDILENSE ARRANCO CON TODO LA TEMPORADA DE POLVO DE LADRILLO

Houston no tiene problemas con Mónaco

Lo vio superar al lungo John Isner, el cuco de la Davis 2012, en tres sets, para conquistar el quinto título de su campaña profesional. Y lo aplaudió porque nunca llegó tan alto en el ranking.

Juan Mónaco arrancó de la mejor manera la temporada fuerte de polvo de ladrillo. Tras una dura batalla de dos horas y media, el tandilense superó 6-2, 3-6, 6-3 al local John Isner en la final del ATP 250 de Houston y de esa manera festejó su quinto título en el circuito profesional. Y esta victoria llegará con yapa: desde hoy aparecerá 14º en el ranking, igualando su mejor posición histórica, que había sido en 2008.

A los 28 años, Mónaco está atravesando el mejor momento de su carrera. Luego de llegar a las semifinales del Masters 1000 de Miami y de participar en la victoria ante Croacia por la Copa Davis, el segundo argentino en el escalafón regresó rápido a Estados Unidos para una nueva alegría. Debutó con un triunfo sobre el japonés Tatsuma Ito en la segunda ronda, luego eliminó al sudafricano Kevin Anderson en cuartos de final, con mucho esfuerzo llegó a la 13ª final de su carrera tras superar al también local Michael Russell en la semifinal y se dio el gusto ayer de vencer a Isner, top ten y el jugador más alto del circuito, para celebrar el segundo título del año, luego del logrado en Viña del Mar.

El primer set de Mónaco, cuarto preclasificado, fue casi perfecto. Dominó con su servicio y apenas perdió cuatro puntos cuando sacó en ese parcial. Y, sobre todo, neutralizó el arma principal de su rival, provocándole dos quiebres para llevarse la primera ventaja importante del partido. En el segundo set, el rendimiento de ambos fue más irregular. El estadounidense logró un quiebre rápido y luego lo pudo sostener a pesar de que Mónaco tuvo varias oportunidades para recuperarlo: de nueve puntos de quiebre, no pudo aprovechar ninguno. Por eso Isner consiguió llevar el partido a un set decisivo. Allí la paridad se mantuvo hasta el octavo game, cuando Mónaco pudo conseguir el quiebre clave para cerrar el encuentro en el siguiente juego con su servicio.

“Felicito a John, es un gran amigo. Los dos jugamos muy bien, sólo que esta vez tuve más suerte. Fue un torneo muy lindo, gracias por la invitación. Jugamos una gran final, espero que la hayan disfrutado, agradezco a todos”, comentó Mónaco durante la celebración de su quinto título, todos sobre polvo de ladrillo. “No sé si estarán tan contentos de haberle dado un wild car sino, quizás, hubiese ganado el torneo”, bromeó Isner acerca de la invitación que recibió Mónaco para jugar en Houston.

“Estoy muy contento por haberle ganado a Isner, que es un top ten, en Estados Unidos, con toda la gente en contra. Trabajé muy duro para este momento, que será corto porque tengo que jugar en Montecarlo, pero ahora quiero disfrutarlo”, señaló Mónaco en ESPN radio. Sobre la clave del partido, el tandilense se refirió a la devolución del saque. “No es fácil ganarle a Isner. Saca muy bien, no te da ritmo, dependés todo el tiempo de devolverle bien, de tener alguna oportunidad... En el tercer set estuve bastante paciente, logré quebrar y pude quedarme con el título, que era lo que venía a buscar”, remarcó Mónaco, que le ganó por primera vez al estadounidense en el tercer partido entre ambos.

Para el entrenador del argentino, Gustavo Marcaccio, el momento de Mónaco tiene que ver con la madurez conseguida. “Como cualquier racha deportiva, es una combinación de diferentes factores, pero principalmente por la madurez de Juan, que con 28 años y 10 de experiencia en el circuito se encuentra físicamente impecable, en muy buena forma”, señaló Marcaccio a la agencia Télam. “Los triunfos dan mucha motivación, pero hay que destacar su voluntad de no quedarse con lo que logró hasta ahora, se decidió a ir por más y, no conforme, quiso seguir subiendo de nivel”, sostuvo el entrenador.

Para Mónaco, el de ayer es el quinto título luego de Kitzbühel, Poertschach y Buenos Aires en 2007 y Viña del Mar en 2012. Y el segundo consecutivo, luego de haber podido cortar la racha de siete finales perdidas entre 2008 y 2012. Y teniendo en cuenta que por el cambio del calendario esta semana se borran los puntos de Montecarlo 2011, Mónaco superará al español Feliciano López y al francés Gilles Simon para colocarse 14º en el ranking. En febrero de 2008 había logrado la misma ubicación. Por eso, en el arranque de la temporada de polvo de ladrillo, su mejor superficie, el sueño de ser top ten no parece irreal. “No soy quién para ponerle techo a nadie, esperemos que siga con esta confianza y ganando partidos”, señaló Marcaccio ante esa posibilidad. Mónaco jugará desde el miércoles el Masters 1000 de Montecarlo (debutará ante el holandés Robin Haase), luego irá al ATP 500 de Barcelona, disputará los Masters 1000 de Madrid y de Roma, para completar la gira de polvo de ladrillo en Roland Garros, el segundo Grand Slam del año. Con toda la ilusión de llegar a ser top ten por primera vez en su carrera.

Compartir: 

Twitter
  

agenda futbol
 
LIBERO
 indice

Pagina/12 - hosted by IFX

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.