libros

Domingo, 26 de septiembre de 2004

EL ENSAYO MAS COMPLETO HASTA LA FECHA SOBRE EL PASO DE BUTCH CASSIDY Y SUNDANCE KID POR LA PATAGONIA.

El Far South

LA PANDILLA SALVAJE, BUTCH CASSIDY EN LA PATAGONIA
Osvaldo Aguirre
Grupo Editorial Norma
412 págs.

POR GUILLERMO SACCOMANNO

Sin duda La pandilla salvaje, subtitulado “Butch Cassidy en la Patagonia”, es el ensayo histórico más completo y exhaustivo que se ha publicado hasta el presente sobre el paso de los bandidos norteamericanos por el sur precordillerano. Superando las cuatrocientas páginas, Osvaldo Aguirre (1964) demuestra que no hay ni prueba concreta ni chisme que se le haya pasado por alto en la reconstrucción de una historia donde la mitología suele nublar la verdad. “Los norteamericanos no estuvieron solos”, escribe Aguirre en el comienzo. “Las leyendas a que dieron impulso son narradas en forma individual, pero es su articulación la que puede hacer visibles los procesos que explican tanto su origen como su perduración en la memoria”. Aguirre también advierte: “El mito conformado a través de notas periodísticas y narraciones orales preservó a estos personajes al precio de desdibujarlos y convertirlos en estereotipos”.
Quien se haya interesado en el tránsito de los bandidos en la Patagonia con seguridad habrá oído hablar de las aproximaciones al tema del periodista y escritor Francisco Juárez (con varios artículos y una novela inédita sobre los personajes) y, más tarde, del inglés Bruce Chatwin, quien malversó mucha de la información obtenida en la Argentina con su En Patagonia (crónica que, no obstante, se sostiene por una impecable calidad estilística). Acerca de estos personajes escribió además furtivamente Osvaldo Soriano. Pero los ensayos que hasta ahora se disputaban el rigor histórico eran el aún no traducido Digging Up Butch & Sundance de Anne Meadows (University of Nebraska Press, 1996) y Buscados en la Patagonia: Butch, Sundance, Ethel, Wilson, Evans, de Marcelo Gavirati (Editorial La Bitácora, 1999). El libro de Aguirre incorpora como bibliografía a los citados y refiere, además de una búsqueda profunda de materiales historiográficos, la atención prestada a diferentes voces, tanto orales como escritas. Entre ellas se vuelve esencial la de Lucio Ramos Otero, un estanciero snob secuestrado por los bandidos Evans y Wilson. En el expediente judicial en que Ramos Otero detalla cómo fue su secuestro se encuentran, además de pistas y señales sobre las estrategias delictivas de los bandidos, observaciones sagaces acerca del abuso que la policía fronteriza cometía rutinariamente con el pretexto de establecer la ley en un paisaje no sólo atractivo por su belleza sino también por sus aptitudes para la explotación. No asombra entonces que entre quienes especularon con estas tierras se encuentren, entre otros apellidos oligárquicos, Martínez de Hoz y Anchorena.
En vez de fascinarse con lo épico, Aguirre investiga por debajo del iceberg de la fantasía colectiva. Tal vez para algunos, la gran documentación resulte un mérito y, para otros, un obstáculo, pero en ambos casos deviene imprescindible para comprender a los personajes, el tiempo y el lugar. Hay capítulos en los que la narración avanza, frena, retoma un cable suelto y, al anudarlo, encara en otra dirección, siempre complementaria. Que puede ser la historia de Elena Greenhill, la pistolera inglesa. O la de Antonia Hueche, la india bruja, asaltante y caníbal, devoradora de comerciantes turcos. También la del sheriff Eduardo Humpreys, amigo de los cowboys fugitivos. A la vez, Aguirre indaga en Matías Gebhrad, el despiadado jefe de la policía fronteriza. En este ir y venir de un marginal a otro, sin olvidar al trío, Aguirre traza una crónica tan amena como directa en la que cada detalle sirve para tramar un aspecto de nuestra historia. No es desatinado sugerir que este ensayo se lea en paralelo con las investigaciones de Osvaldo Bayer sobre la Patagonia Trágica para comprender cómo se forjó el dominio territorial del Sur, hoy tan enmascarado por una imaginería fashion.

Compartir: 

Twitter
  

 
RADAR LIBROS
 indice

Logo de Página/12 Logo de Gigared

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.