no

Jueves, 24 de enero de 2008

BRITNEY SPEARS Y AMY WINEHOUSE

Dos chicas en problemas

 Por Roque Casciero

¿Se acuerdan de los viejos tiempos en que los escándalos relacionados con la música siempre eran propiedad de los hermanos Gallagher o, más acá, Pete Doherty? Bueno, ahora todos los titulares sensacionalistas se los llevan dos chicas en problemas: Britney Spears y Amy Winehouse. De la ex Barbie devenida bochorno ambulante aparecen noticias a cada hora. No es una exageración, hagan la prueba de googlear su nombre y vean cada cuánto tiempo se publica un nuevo artículo sobre la rubia. En los últimos días se supo que: a) habría escrito una nota de suicidio; b) sigue sin poder ver a sus hijos; c) se encerró con su novio paparazzo Adnan Ghalib en un probador de una tienda durante 45 minutos y de adentro salían gemidos; d) se la vio comprando un test de embarazo junto a su novio paparazzo; e) se separó de su novio paparazzo porque él estaba aprovechándose de la relación; f) Quentin Tarantino querría que ella sea una de las protagonistas de su remake de Faster Pussycat, Kill, Kill (la original era de Russ Mayer); g) salió al aire por una radio gritando “¡estoy desnuda!” (un amigo quiso entrar a alcanzarle el teléfono mientras ella se daba una ducha). Pero, claro, esto se escribió el martes, así que cuando lo tengas en la mano quizá ya haya pasado mucho más con la otrora niña Disney. Al contrario de Britney, la británica Amy Winehouse no cuenta con un pasado tipo Heidi: siempre fue bardera y ya tuvo varias escaramuzas con la ley. De hecho, su hitazo Rehab se le ocurrió después de que desechó entrar a una clínica para largar las drogas y el alcohol. La novedad con la ahora platinada Amy es que el tabloide The Sun publicó en su versión online un video en el que se la ve fumando crack y admitiendo que tomó seis valiums para bajar. Todo esto, un rato antes de ir a ver a su esposo Blake Fiedler-Civil en una Corte (está acusado de robo y de “intervenir en el curso de la Justicia”). Según el diario sensacionalista inglés, la flaquísima cantante también consume cocaína y éxtasis. Una pena. O dos.

Compartir: 

Twitter
  

 
NO
 indice

Pagina/12 - hosted by IFX

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.