PSICOLOGIA › TRABAJO Y DESARROLLO DEL ACOMPAÑANTE TERAPEUTICO

Una estrategia de tratamiento

Rosario/12 entrevistó a Federico Manson de la Asociación de Acompañantes Terapéuticos. Definió el rol que implica este trabajo y la búsqueda de una legislación que encuadre el tema.

 Por José Manuel Ramírez*

Federico Manson es Presidente de la Asociación de Acompañantes Terapéuticos de la República Argentina (AATRA), y estuvo en Rosario para dar una conferencia en la Facultad de Medicina. En diálogo con Rosario/12 Manson definió que el Acompañante Terapéutico "es un miembro de un Equipo Interdisciplinario de Trabajo de Salud quien desarrolla una tarea específica ligada a la estrategia de la dirección del tratamiento". En la charla en esta ciudad estuvo acompañado por representantes locales de la actividad, entre los que se contaba la psicóloga Esther Tocalli, a cargo en Rosario del Curso de Acompañantes Terapéuticos que se dicta en la Facultad de Medicina.

Consultado sobre si la actividad de un acompañante terapéutico se desarrolla casi exclusivamente en relación a una institución; Manson señaló que "no sólo en una institución, sino en relación a un equipo en una institución tanto privada como pública. O en un equipo de atención privado dedicado a la Salud Mental o también a la Salud en general. Justamente yo estuve dando una charla en la Facultad de Medicina y allí les decía que originalmente el acompañamiento terapéutico, cuando se crea este -prácticamente invento argentino- se destina a la Salud Mental y en particular para el tratamiento de las adicciones y de las toxicomanías, hace aproximadamente 50 años. Uno de los que se atribuyen la paternidad de esta actividad es Kalina, quien me decía que en el tratamiento de un alcohólico, frente a la cantidad de horas en que el paciente estaba desprotegido se le ocurrió armar un equipo con estudiantes de Psicología a los que originariamente llama `amigo calificado' y después se cambia el nombre al de acompañante terapéutico porque la amistad, desde el terreno significante, implica cierta confusión en tanto el amigo ocupa una posición simétrica respecto del otro, implica una paridad. El acompañante terapéutico al cumplir una función en relación a la estrategia, la táctica, la técnica y la logística, que establece quien dirige el tratamiento o que consensúa el equipo tratante, no puede ocupar una posición simétrica. Más bien ocupa una posición asimétrica. En alguna manera es el portador de la voz de la dirección de la cura". Y agregó que "me interesa destacar que justamente un acompañante terapéutico no debe ni puede trabajar solo. Quiero decir por fuera de un equipo".

-¿Existe un estudio, una formación para el acompañante terapéutico, un lugar donde pueda adquirir los conocimientos necesarios para desarrollar esa actividad?

-Justamente, el año que viene vamos a tener la Tecnicatura en la Facultad de Ciencias Médicas, la Tecnicatura Acompañante Terapéutico. Hasta ahora lo que se ha venido realizando en Rosario son Cursos de A. T. desde el año 95 a nivel privado y desde el año 2003 en la Facultad de Ciencias Médicas. También hay otros espacios. A nivel país, ligado al crecimiento de la Asociación. La Asociación nace a partir de un encuentro que se produce en el 2º Congreso Argentino de Acompañamiento Terapéutico que se hizo en Córdoba en el 2001. En ese año nace como propuesta la creación de la Asociación, había ya varias Escuelas de acompañamiento en Córdoba, en Bahía Blanca donde funcionaba la primera Asociación, en Buenos Aires con Gabriel Fumise habíamos presentado en el 94, invitados por David Blasnik, Secretario Académico de la Facultad de Psicología, un proyecto de creación del título alternativo de Acompañante Terapéutico que fue aprobado por el Consejo Directivo de la Facultad. Actualmente, hay una materia optativa en la Facultad de Psicología de la UBA, hay lugares privados como el Instituto de Neurociencias de Buenos Aires, Anudar que es una Asociación Civil. En Córdoba está la Escuela de Acompañamiento Terapéutico, que la dirige Pablo Dragotto, que es el Vicepresidente de la Asociación, acá en Rosario está trabajando Esther Tocalli y el proyecto de la Tecnicatura.

-Su conferencia versó también sobre cuestiones legales del Acompañamiento.

-Sí, efectivamente. El asunto es que todavía no hay una ley del acompañamiento, lo cual hace que lo relativo a las incumbencias también traiga problemas. Hay un proyecto de modificación de la ley 448, Ley de Salud Mental de la Ciudad de Buenos Aires, que incluye la figura del Acompañante y que acaba de ser aprobado por la Comisión de Salud y pasar al recinto. Es diversa la situación legal en provincias. Y acá en Santa Fe comenzará a discutirse en el nuevo período legislativo, esperamos.

-O sea que este es un momento de legalización, de institucionalización.

-Efectivamente. Este es un momento en el cual empezamos a vislumbrar el resultado de un trabajo de 4 años de la Asociación, sin descontar el trabajo que se ha realizado desde antes para conseguir un estatuto legal para el acompañante terapéutico.

*Coordinador Página Psicología Rosario/12.

Compartir: 

Twitter
  

La formación del acompañante terapéutico es otra de las preocupaciones sobre este trabajo. El año que viene se abrirá en Rosario la Tecnicatura en la Facultad de Ciencias Médicas.
 
ROSARIO12
 indice

Pagina/12 - hosted by IFX

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.