CIUDAD › INIMPUTABLE POR LA MUERTE DE SU PADRE Y HERMANO

La Justicia absolvió a Tulio

Para la Justicia, Tulio Adorna, el joven que mató a tiros a su padre y su hermano e hirió a su madre y abuela en octubre de 2003 en su casa de Funes, no es penalmente responsable, por lo que fue absuelto. El juez de Menores Juan Artigas consideró en su resolución que Tulio actuó durante aquella noche motivado por una "emoción violenta patológica temporaria" razón por la cual era incapaz de comprender lo que hacía. El magistrado dispuso para Adorna -que continuará internado en un neuropsiquiátrico hasta recibir el alta- un tratamiento tutelar, mientras que la fiscal Stella Donni apeló la decisión judicial, por lo que la causa será analizada por la Cámara de Apelaciones en lo Penal. "El juez entendió tras una compleja investigación que todo lo ocurrido fue un acto involuntario, producto de una serie de situaciones que se juntaron y que explotaron todas juntas", destacó Jorge Bedouret, abogado defensor del muchacho.

La sentencia de Artigas se esperaba hacía unos días en los Tribunales. En rigor el magistrado estuvo de turno durante la feria y aprovechó para darle la estocada final a su resolución. Tuvieron que pasar largos dos años y medio hasta conocer la definición de una causa que conmocionó a los habitantes de la localidad de Funes y que incluso concitó la atención de los medios de comunicación nacionales.

La defensa había pedido la absolución alegando que el 4 de octubre a las 21.30, cuando Tulio mató a balazos a su padre y a un hermano menor mientras ambos miraban televisión en el comedor del chalé familiar, actuó bajo la alteración neurológica que padece y que lo predispone a protagonizar hechos violentos. En cambio, la fiscal Donni pidió la pena de reclusión perpetua ya que Adorna tenía 17 años y era imputable penalmente para la legislación nacional vigente.

"El juez determinó que Tulio era inimputable en el momento del hecho, pura y exclusivamente en el momento del hecho, para no hablar de transitoriedad, que no sería el término jurídicamente correcto", explicó Bedouret a Rosario/12. "De cualquier manera -agregó- la posición de transitorio requiere de un tratamiento médico controlado por la función tutelar del juzgado; el juez va a seguir controlándolo y seguramente va a esperar para que gane la libertad en forma definitiva, para lo cual va a esperar los informes médicos y de los psiquiatras que lo están tratando, y del psiquiatra forense también", explicó el letrado.

Según Bedouret, "esa noche trágica se juntaron varias cuestiones: el alcohol, los estupefacientes, las provocaciones permanentes de su padre y los problemas neurológicos de Tulio. No hay que olvidar que se le cayó el cargador que detuvo su alocada carrera, de lo contrario tal vez Tulio hubiera termiando con su propia vida".

Tulio seguirá internado en un neuropsiquiátrico hasta que reciba el alta. Continuará gozando de un regimen de salidas transitorias.

Compartir: 

Twitter
  

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12 Logo de Gigared

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.