satira

Justicia por mano propia

Por Rudy

@humoristarudy

¿Cómo le va, lector, cómo anda? ¿Cómo lo está tratando el segundo semestre de la revolución de la alegría? ¿Todo excelente, maravilloso, extraordinario, supercalifragilisticoespiralidoso?

¿No? ¡Pero, lector! ¿qué le está pasando? ¿Qué canal está morando, qué diario lee, qué radio escucha, qué hacía usted la tarde del domingo 22 de noviembre de 2015?

¿No se acuerda?

Debería, lector, debería acordarse, porque de lo que ocurrió esa tarde depende lo que esta pasando ahora. Haga memoria. Era domingo. Usted fue a una escuela. Sí, fue uno de los pocos domingos en los que la gente va a la escuela. No, no fue a tener clases. Era domingo. Tampoco a conmemorar el 25 de mayo, ya le dijimos que era 22 de noviembre, y por más que cambien los feriados, a tanto todavía no se atrevieron.

¿Le va apareciendo la imagen, lector? ¡Mire que si no nos lo dice a nosotros, se lo va a tener que decir a… ¡No, al comisario no, no exagere, pero tal vez a sus hijos, nietos, choznos, o simplemente a sus conciudadanos!!!

Piense, lector, piense. Le vamos a dar una písta: ese día sus vecinos también fueron a la escuela. Tal vez a la misma que usted., o a otra. Sí, los mayores, por lo menos los que tienen menos de 70 años. Y los que tienen más, si quisieron, también. Y llevaban sus documentos.

¿Se le va encendiendo la lamparita, lector? ¡Cuidado, que no se le encienda demasiado, que la luz está carísima! ¿Quiere preguntarle a su mujer, marido, hijos, vecinos, eventuales compañeros de circunstancia? ¿En serio no se acuerda, lector? ¿En serio no se acuerda de lo que hizo ese día? ¿Tampoco se acuerda de que en los dias anteriores todo el mundo hablaba de política, y que justo justo justo los dos días antes, nada?

Lector, hace mucho que lo y la conocemos. Sabemos que es usted un hombre o una mujer inteligente, honesto, buena gente. Sospechamos que este olvido es en realidad post traumático, que después le pasaron cosas, cuya causa, motivo, razón o circunstancia se podrían hallar en esta acción, suya o de sus compatriotas, de esa tarde (o mañana) dominguera del pasado año.

Cualquier psicoanalista hablaría de “apres coup” (después del golpe), aunque en este caso se hable de hechos absolutamente democraticos. De pronto pasa algo. Luego pasan otras cosas que aparentemente no tienen nada que ver, pero después uno se da cuenta de que allí, en este hecho tal vez olvidado, está el origen . Pero bueno, Freud se murió hace ya 77 años, y la tele, la radio, los diarios, las redes sociales, la gente normal o “sana” y los prejuicios (mal llamados sentido común) nos dicen que nada que ver.

Encontrar los vínculos profundos, es una ardua (aunque merecida e impresionante) tarea, individual o colectiva, que el psicoanálisis o la vida, o las agrupaciones, pueden afrontar.

Lo que queremos decir, lector, que hay quienes creemos que la desocupación, los tarifazos, la inflación desbocada, los despidos masivos, el acallamiento de algunas voces, el empobrecimiento de la clase media y la humilde, el cierre de pequeñas empresas, el sometimiento al mercado internacional, la justicia que persigue a algunos y premia a otros sin dar explicaciones convincentes, la renuncia o la pérdida de derechos diversos de los ciudadanos, el beneficio a los ricos, la quita de retenciones, el fin de planes sociales , la caida en planes culturales y educativos y tantos otros “cambios”, tienen su raiz en algo que pasó el 22 de noviembre de 2015.

¡No, no fue el asesinato de JFK ( Kennedy), que fue ese día, pero de 1963, y aun no se ha resuelto! Fue otra cosa. Lo dejamos a su criterio, como decía Karina Olga.

¡Uy!, y ya que hablamos de casos no resueltos, también estamos preocupados por la justicia, o la falta de ella.

De eso trata este suplemento.

Hasta la semana que viene.

Logo de Página/12

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2016 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared