Hoy paran y movilizan estatales, médicos, municipales y docentes
La escalada del conflicto gremial
Es por el rechazo a la segunda oferta salarial de la provincia que en realidad insistió en el 16% en tres veces. Ayer el gobernador reconoció que podría haber una mejora pero también señaló que Santa Fe "no es una isla". La presión del gobierno nacional.
Una marcha volverá a unir hoy a estatales y docentes en reclamo de mejoras salarialesUna marcha volverá a unir hoy a estatales y docentes en reclamo de mejoras salarialesUna marcha volverá a unir hoy a estatales y docentes en reclamo de mejoras salarialesUna marcha volverá a unir hoy a estatales y docentes en reclamo de mejoras salarialesUna marcha volverá a unir hoy a estatales y docentes en reclamo de mejoras salariales
Una marcha volverá a unir hoy a estatales y docentes en reclamo de mejoras salariales 

Desde Santa Fe

£El cepo del 15% que impuso el gobierno de Mauricio Macri en las paritarias del sector público volvió a escalar el conflicto gremial en Santa Fe. El gobernador Miguel Lifschitz había insistido en que el 16% de aumento que ofreció en tres cuotas, la última a cobrar en noviembre, era la "mejor propuesta del país", mientras que su ministro de Gobierno Pablo Farías advirtió que "sería imprudente" mejorar la oferta por encima de ese porcentaje. Sin embargo ayer, el gobernador mostró una postura más flexible al declarar en el programa Los días contados que se emite por Canal 5 de Rosario que a la oferta salarial "podemos mejorarla". Pero por ahora no lograron convencer a los médicos y trabajadores de la salud nucleados en AMRA y Siprus que ayer rechazaron el ofrecimiento y se sumaron al paro de 48 horas, de hoy y mañana, convocado por los cuatro sindicatos docentes, entre ellos Amsafé y Sadop y los estatales de ATE y UPCN. Y en el caso de los municipales sucedió lo mismo: Festram le dijo no a la propuesta de los intendentes (que es medio punto superior: 16,5%) y anunció otro paro de 48 horas, pero para el miércoles y jueves. La mayoría de los sindicatos estatales coincidirán entonces en la marcha del 14 M, a la 10, dispuesta por Amsafé y Sadop, a la que ya se sumaron ATE y Festram, aunque esta vez no podrá plantarse frente a la Casa Gris porque la plaza de Mayo sigue alambrada por obras.

Farías negó que el gobierno de Lifschitz esté bajo presión de Macri para que Santa Fe no rompa el techo del 15% que impuso en las paritarias. "Aún cuando la mayoría de las provincia ofrecen por debajo de esa cifra y sin cláusula gatillo, nosotros lo primero que hicimos fue proponer la cláusula gatillo como garantía de actualización de los salarios, un porcentaje por encima de ese 15% y una mesa de diálogo", explicó por LT10.

"Ofrecimos el 16% porque creemos que sostiene el nivel salarial de los trabajadores, se podría modificar los tramos de ese incremento (el viernes el gobierno aumento un punto la primera cuota a cobrar en marzo, del 6 al 7%), pero irnos más allá del 16% sería imprudente en la proyección actual", planteó Farías. Y como si lo hubiera escuchado, Lifschitz ratificó en Rosario la misma línea: "Santa Fe no es una isla y no puede alejarse del contexto nacional".

La desmentida del ministro a supuestas "presiones" de la Casa Rosada se entiende. El viernes, la secretaria general de Sadop Patricia Mounier dijo que el conflicto escaló en la provincia por la decisión de Lifschitz de  "no romper el techo salarial" que impuso Macri, quien bajó la "orden de no aumentar más del 15%" a los trabajadores públicos. "Santa Fe no se mueve de ese porcentaje" porque si al 16% que ofrece la provincia "le restamos el 1,1% de la cláusula gatillo" de 2017, "lo que cobraríamos es el 14,9%", explicó.

Su colega de ATE, Jorge Hoffmann coincidió con la hipótesis de Mounier: "Hay una tremenda presión del gobierno de Macri para ajustar los salarios", dijo. Y ayer, el secretario general de Festram Claudio Leoni reveló que "en la mesa paritaria municipal‑ los intendentes no sólo ratificaron la propuesta del 16,5% en tres tramos, sino que también admitieron que no tenían margen político para aumentar el porcentaje. "Nos dijeron que no tuvieron contexto para mejorar la oferta" de la semana pasada. "Y esto no nos dejó otro camino que convocar a un paro de 48, el miércoles y jueves.    

"Está claro que la paritaria tiene techo y no es libre", señaló Leoni. "Acá no estamos discutiendo la problemática de los trabajadores por la inflación, los aumentos de la canasta básica alimentaria y de la canasta escolar o los tarifazos. Lo que vemos es que los intendentes miran la paritaria provincial" y "nos dicen que no tienen contexto para mejorar la oferta".

‑Entonces, ¿cómo sigue esto? El gobierno dice que no hay un peso más de aumento y los gremios ratifican los paros- le preguntaron. Y Leoni contestó que el cepo del 15% "significa no sólo prohibir la posibilidad de recomponer el salario de los trabajadores, sino violar abiertamente la negociación colectiva. Estamos acá como consecuencia de las políticas de ajuste que impone Macri y que el gobierno provincial pretende imponer a sus trabajadores y los intendentes y presidentes a los trabajadores municipales. Si no encontramos un mecanismo para salir de esta situación, vamos a enfrentar y resistir todas las políticas de ajuste hasta donde sea necesario", concluyó.