Se realizó la primera reunión paritaria de los docentes universitarios
“Va a ser un año conflictivo”
El Gobierno no presentó propuesta de aumento mientras espera que el Indec publique el índice de inflación de febrero. Los gremios denuncian que quieren imponer un techo salarial y que quieren dilatar la discusión.
Imagen: Daniel Paz

La paritaria de docentes universitarios comenzó ayer, en el marco de un 2018 que los gremios anticipan “conflictivo”. En la primera reunión de este año el gobierno nacional no presentó propuesta de aumento salarial, a espera de que el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) publique su informe sobre la inflación de febrero. La semana que viene se reunirá una Comisión Técnica Salarial para efectivizar la activación de la cláusula gatillo 2017. 

“Evidentemente el gobierno busca una táctica dilatoria”, denunció el secretario adjunto de la Federación Nacional de Docentes, Investigadores, y Creadores Universitarios Conadu Histórica, Antonio Rosselló. En el encuentro, que se realizó en el Ministerio de Educación, su gremio exigió un incremento salarial del 25 por ciento para todas las categorías, un salario mínimo de 17 mil pesos para el cargo inicial, el pago de todas las “deudas salariales” –entre ellas el cobro del Fondo Nacional de Incentivo Docente– y el cumplimiento de las actas paritarias de 2016 y 2017. “La paritaria está vencida, y el gobierno, que nos cita a una reunión encima del cierre de las liquidaciones, no hace ninguna oferta. Es realmente una posición lamentable”, aseguró el dirigente en diálogo con PáginaI12. 

Desde la Conadu Histórica resaltaron la importancia de que no se mezcle la discusión sobre “las deudas salariales”, previas a 2018, con la recomposición salarial de este año: “el salario que surja de la cláusula gatillo no puede significar una reducción de la oferta para el 2018. Lo dejamos claramente asentado”. El gremio convocará a asambleas de cara al congreso extraordinario que realizarán el 22 de marzo, donde fijarán los pasos a seguir. “Va a ser un año conflictivo. Lamentablemente el que lo plantea es el gobierno, no nosotros. Es el gobierno el que está en deuda con los trabajadores”, definió Rosselló. 

Para la Federación Nacional de Docentes Universitarios Conadu, que conduce el secretario general Carlos De Feo, la reunión de ayer “inició el conflicto paritario”. El gremio denunció en un comunicado que el gobierno “pretende imponer un techo salarial” a los docentes e investigadores de las universidades, “en línea con las políticas de ajuste hacia la educación superior, la ciencia y la tecnología”. La Conadu también convocará a un congreso extraordinario, el 20 de marzo, donde definirán los próximos pasos del plan de lucha.

La Federación de Docentes de las Universidades (Fedun) también reclamó en la reunión la implementación de la cláusula gatillo 2017 y exigió para la nueva paritaria un aumento superior al 15 por ciento, aunque no precisaron una cifra. El secretario general de la federación, Daniel Ricci, resaltó además la necesidad de que el acuerdo replique la inclusión de cláusula gatillo y que se avance en el cumplimiento del Convenio Colectivo de Trabajo. “La FEDUN se mantendrá firme en el objetivo de lograr que los docentes universitarios sostengan el poder adquisitivo de sus salarios, ante un escenario de inflación, tarifazos y transferencia de recursos desde los sectores trabajadores hacia los sectores económicos concentrados”, afirmó el gremio en un comunicado.

El secretario general de la Gremial Docente de la UBA (Feduba), Federico Montero, aseguró sobre la experiencia de los gremios con la cláusula gatillo que “aún en la búsqueda de reaseguros contra la inflación, el poder adquisitivo de los trabajadores pierde en un contexto político en el que el gobierno insiste en pensar al salario como causa de la inflación, cuando deberían buscar su explicación en su plan económico”

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ