Gran operativo de seguridad

La policía de Mendoza tomará hoy posesión del estadio Malvinas Argentinas para realizar una exhaustiva requisa de todas sus instalaciones horas antes del partido que jugarán River y Boca, por la final de la Supercopa. El estadio mendocino abrirá sus puertas al público a las 17.30. Antes efectivos policiales –en total serán 1.500– requisarán todas las instalaciones: tribunas, vestuarios, campo de juego, instalaciones internas y adyacencias, según informaron fuentes del Ministerio de Seguridad. Además, entre las recomendaciones para el público –se esperan unos 40.000– se destacan la de “concurrir con la debida anticipación y con su DNI”. Los hinchas de River deberán ingresar en la popular sur debajo de la pantalla Led, y el mismo sector de las plateas descubierta y cubierta, que estarán divididas por “pulmones”, donde se ubicarán efectivos policiales. Por su parte, los hinchas de Boca lo harán el sector popular norte, y lugares colindantes de ese sector de ambas plateas.