Le ganó a Boca en Córdoba y lo eliminó de la Copa Argentina y también de la Libertadores
Central tuvo su revancha un año después
El conjunto rosarino tuvo una ráfaga en el primer tiempo, cuando convirtió dos goles en cuatro minutos, con Fernández y Herrera.
José Luis Fernández grita el primer gol de su equipo luego de un gran zurdazo.José Luis Fernández grita el primer gol de su equipo luego de un gran zurdazo.José Luis Fernández grita el primer gol de su equipo luego de un gran zurdazo.José Luis Fernández grita el primer gol de su equipo luego de un gran zurdazo.José Luis Fernández grita el primer gol de su equipo luego de un gran zurdazo.
José Luis Fernández grita el primer gol de su equipo luego de un gran zurdazo. 

En el mismo escenario, a 363 días de aquella polémica que coronó a Boca, la Copa Argentina los volvió a encontrar en un partido que tuvo una previa interminable. Con la polémica por aquel arbitraje salpicando hasta estos días. Y un choque que inevitablemente se presentaba como una bisagra para el futuro de ambos. Guillermo Barros Schelotto sorprendió con el ingreso de Wilmar Barrios en el medio, con Rodrigo Bentancur suelto y Tevez como centrodelantero.  
Eduardo Coudet, por su parte, especuló hasta último momento con el acompañante de Marco Ruben en el ataque y fue finalmente Germán Herrera, que le ganó la pulseada a Teófilo Gutiérrez.
En el arranque, el equipo rosarino salió a presionar en el campo rival y marcó presencia con sus mediocampistas. Walter Montoya y José Luis Fernández se imponían por las bandas y complicaban a Boca. La primera fue de Villagra, que sacó un remate de pique que obligó a una gran atajada de Sara.

El duelo fue por momentos intenso en Córdoba.


Después del primer cuarto de hora, Boca se acomodó al partido y fue mejorando. Tevez flotó en el frente de ataque y probó desde afuera. Y Pavón, el más peligroso, sacó un derechazo cruzado que se fue pegado al palo. Cuando el partido se inclinaba para el lado de Boca, llegó la jugada polémica por la mano en el área del defensor Gissi y la no expulsión de Cristian Villagra. Y ahí se rompió el juego en apenas tres minutos. El 1-0 de Central llegó con una jugada bárbara de Montoya por derecha, que desbordó, pasó y tiró un buen centro. Y la definición de volea de José Luis Fernández, perfecta para abrir la cuenta.
El equipo de Guillermo ni llegó a acusar el golpe que ya estaba sacando otra vez del medio. Otra vez Montoya, que pateó desde afuera, Sara dio rebote y Germán Herrera la empujó al gol. 
Para el segundo tiempo, Boca mandó a la cancha a Darío Benedetto (por Barrios) y salió con todo. De arranque tuvo la chance de descontar pero el buen zurdazo de Jonathan Silva pegó en el poste izquierdo.
Central se refugiado demasiado pronto. Espero muy cerca de Sebastián Sosa, que empezó a crecer y a convertirse en figura. El arquero uruguayo se lució con una atajada a quemarropa de Benedetto a los 16 minutos que podía haber cambiado la historia. 
El arquero apareció de nuevo a los 22 minutos, al sacarle por arriba  ante un remate fuerte de Bentancur. Boca agotó todos sus esfuerzos para descontar, y después de dos tiros en los palos, el descuento llegó en tiempo adicional, a través del ingresado Benedetto.

 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ