Otros problemas de la ley corta

El proyecto que habilita a las telefónicas a brindar televisión satelital limita la posibilidad de comercializar los servicios en localidades con menos de 80 mil habitantes donde los licenciatarios sean pymes o cooperativas. Sin embargo, la restricción geográfica podría no ser la mejor alternativa. “La dificultad para determinar que una antena se encuentra activa en un municipio vedado al prestador es elevada y, además, mantiene grandes porciones del territorio donde no hay cableados, o estos son deficientes, con una sola oferta de televisión (DirecTv)”, advirtió el ex vicepresidente de Arsat, Guillermo Rus, en latamsatelital.com. A raíz de ello, sugirió implementar una política similar a la establecida para la portabilidad numérica, imponiendo que un usuario no pueda ser dado de alta por nuevos licenciatarios de TV satelital si ya cuenta con servicios de una pyme o cooperativa. Además Rus propuso que la ley imponga la condición de operar con satélites argentinos, entendiéndose por tales a los que utilicen un recurso órbita-espectro a nombre de Argentina, a los satélites construidos en el país o a las empresas operadoras propiedad del Estado. Otra de las propuestas es que las empresas de TV satelital provean decodificadores híbridos para captar no solo las señales satelitales sino también la oferta de la TDA.  

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ