El robo a Cimadevilla

El ex titular de la Unidad Especial AMIA Mario Cimadevilla insistió en que en el asalto a su casa hubo hechos “que no tienen que ver con un robo común”. El dirigente de la UCR, que fue desplazado de la Unidad AMIA por decisión del gobierno nacional, contó que a su empleada doméstica “le preguntaron dónde guarda las cosas del trabajo tu jefe. Se llevaron la plaqueta de la notebook pero no la notebook; no se llevaron la Play Station de mi hijo ni un celular nuevo. Revisaron carpetas y sobres, fue todo muy extraño: no preguntaban por los objetos de valor, sino por cosas relacionadas con mi actividad”, señaló. El domicilio del ex funcionario, en la ciudad de Trelew, fue asaltado en la noche del sábado por cuatro encapuchados que ingresaron al lugar una vez que Cimadevilla se retiró para ir a cenar con sus hijos. El jefe de la policía del Chubut, Miguel Gómez, coincidió en que el robo fue “bastante raro” porque “no se llevaron elementos de valor como siete televisores que había, un teléfono satelital que el doctor tiene para comunicarse del campo, que es muy costoso, y otros elementos, como un iPhone”.