Subastaron el tríplex

El departamento atribuido por el juez Sérgio Moro al ex presidente Lula, por el cual cumple una pena de 12 años y un mes de prisión, fue rematado ayer en unos 600.000 dólares durante una subasta electrónica por un comprador de Brasilia. Cuando faltaban cuatro minutos para el fin del remate, apareció el comprador ofreciendo 2.2 millones de reales para llevarse el departamento más famoso de Brasil, que está a nombre de OAS, empresa constructora condenada por los sobornos en Petrobras. Lula niega haber comprado o recibido el departamento ubicado en el balneario paulista de Guarujá, un inmueble que según Moro fue entregado en propiedad oculta por OAS como parte de un soborno de la constructora al Partido de los Trabajadores. El departamento en la empresa de subastas había sido visto por 53.000 personas. El inmueble fue invadido el mes pasado por militantes del Movimiento Sin Techo, en protesta contra la condena a Lula. 

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ