Corral sorprendido por la salida de Fumis
Una decisión "inconsulta"

Desde Santa Fe.

La pelea política entre Miguel Lifschitz y José Corral (foto) ya es abierta y sobrepasó la convivencia institucional. El detonante fue la decisión del gobernador de remover de su cargo al ex presidente del Ente Administrador del Puerto de Santa Fe, Sebastián Fumis, el último funcionario de Cambiemos en su gobierno, y reemplazarlo por un socialista de confianza, Sebastián Simez. Pero también la forma en que lo hizo: el lunes a la tarde reunió en la Casa Gris a los directores del puerto, menos a Fumis, y les presentó al nuevo titular del directorio, que es Simez. Ayer, Corral reaccionó ante lo que consideró "un cambio intempestivo" y una "decisión inconsulta y unilateral" del gobernador.

Lifschitz y Corral ya tienen una colección de cruces mediáticos, pero la salida de Fumis del puerto de Santa Fe parece la gota que rebalsó el vaso, sobre todo por la puesta en escena del intendente y el apoyo político al funcionario cesanteado. Corral planteó que Fumis no sólo representaba al gobierno municipal, sino también a las entidades de Santa Fe, con lo cual metió en la disputa a otros actores. Antes de asumir en el puerto, en 2014, en el gobierno de Antonio Bonfatti, Fumis era secretario de Industria y Comercio del municipio, primero del ex intendente Mario Barletta y luego de Corral.

La decisión de Lifschitz de desplazar a Fumis de su cargo comenzó a madurar el año pasado cuando dijo que trabajaba en un "proyecto alternativo" porque "el puerto de Santa Fe está parado". Y era un secreto a voces la semana pasada, cuando trascendió que el reemplazante era el contador Simez. Ayer, Fumis dijo que él se enteró el viernes del cambio y el lunes a la tarde, se realizó la reunión en la Casa Gris, en la que el gobernador convocó a los directores del puerto, pero no a Fumis, y les dijo que el nuevo presidente del directorio era Simez.

Corral convocó ayer al Consejo Económico y Social, que reúne a directivos de entidades empresarias, gremiales y académicas, ubicó a Fumis a su lado, y le pidió que hiciera un balance de su gestión al frente del puerto.

"Fumis hizo un gran trabajo en el Puerto", insistió Corral. "Como no ocurre a menudo en un país como éste, donde hay déficit y los administradores del Estado entregan problemas a los que siguen, Sebastián recibió un puerto con algunos déficit y muchas discusiones institucionales y terminó su gestión con superávit y buen clima de trabajo". Lo de las "discusiones institucionales" se entiende porque antes de Fumis, el puerto estaba a cargo del empresario Marcelo Vorobiof, a quien Bonfatti le pidió la renuncia cuando comenzó a desfilar por los pasillos de Tribunales.

Corral consideró también que "así como en su momento se consultó a la ciudad de Santa Fe para la designación de Fumis", si Lifschiz analizaba un cambio, "nos hubiera gustado que nos consulte sobre la designación del nuevo presidente. No lo hizo. El tiene derecho porque es el gobernador pero es mejor el diálogo y acuerdo. No fue este caso", apuntó. Antes había dicho que a Simez no lo conoce ("ni siquiera sabemos quién es").

"Nos parece" que la decisión de Lifschitz y la forma en que se comunicó "no es la adecuada". "No es bueno que nos enteremos por los medios". "El puerto es muy importante para Santa Fe, además, la ciudad tiene mucho que decir porque el plan Maestro fue diseñado por el municipio y todas las indicaciones y actividades que se realizan ahí requieren de la autorización municipal", remarcó.