El tarifazo y la suba de la harina impacta en el precio
El pan se va para arriba

Debido a los tarifazos y al fuerte incremento de las materias primas del sector harinero, el kilo de pan debiera oscilar entre los 80 y 90 pesos. Así lo estimó el presidente del Centro de Industriales Panaderos del Oeste bonaerense, Rodolfo Silva, al revelar que en los últimos tres meses la bolsa de 50 kilos de harina sufrió un incremento del 300 por ciento.

“En febrero, la bolsa de harina costaba 210 o 270 pesos, y hoy está entre 750 y 800 pesos”, indicó Silva al referirse a ese insumo básico para la producción del sector. Si el porcentaje de este incremento se trasladara a las panaderías, tanto el pan como el resto de los productos podrían aumentar hasta tres veces.

Sin embargo, el estimativo de 90 pesos para el kilo de pan es apenas el doble de lo que podría subir. “Lo que pasa es que si no, no vendemos”, reconoció Silva durante una entrevista por radio La Red. Según dijo, en su comercio “vendo el kilo de pan a 50 pesos y estoy ubicado sobre una avenida, pero hay colegas que en los barrios lo tienen a 35 pesos” para poder vender.

“Yo no puedo aumentar más. Si aumento no vendo y si vendo no pago” los costos de la producción, explicó el comerciante que fue uno de los organizadores del “Panazo” que hace un mes se realizó frente al Congreso y en el que varios panaderos regalaron 7 mil kilos de ese producto para visibilizar la crisis en ese sector.

Las subas en las materias primas no es lo único que los acecha. Es que “los tarifazos impactan en todo”, agregó. “Si sube solo la luz, uno podría decir ‘bueno, aumento un poco el precio del pan’. Pero aumenta también el gas, los impuestos, el alquiler, la harina, la levadura, el mejorador del producto... Uno pierde el control del negocio”, reconoció y concluyó en que "la realidad es que hoy el kilo de pan debiera estar entre 80 ó 90 pesos".

Según Silva, una de las soluciones es que el Gobierno “se siente con los productores molineros” para establecer “al menos un precio fijo interno” de la materia prima básica. “Creemos que ese precio de la bolsa de harina debe ser de entre 300 y 350 pesos para que el panadero pueda comprar y pagar la luz cara, el gas caro, el alquiler caro y el resto de las materias primas caras”, explicó.

“¿Cuántos kilos de pan hay que vender ahora para comprar una bolsa de harina y cuántos había que vender antes?”, comparó. “Hicimos un ‘Panazo’ y nadie (del Gobierno) nos llamó. Yo no digo que lo solucionen con nosotros, pero por lo menos que se sienten con los molineros”, insistió.

En su opinión, la crisis que está atravesando el sector “es una injusticia”, y criticó al presidente Mauricio Macri por intervenir y no dar una definición al respecto. “Me dolió que el otro día el Presidente saliera a hacer un spot en una panadería y no preguntara (al comerciante) cuánto paga la harina, el alquiler, a cuánto vende el pan o si cayeron las ventas. Salen a sonreír para sacarse una foto y parece que se están burlando de nosotros. Duele porque tengo muchos colegas que la están pasando mal”, concluyó.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ