El gremio ATILRA advirtió sobre una campaña en su contra
Los trabajadores lecheros denuncian una “maniobra desestabilizadora”

La Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (ATILRA) denunció la existencia de una “campaña desestabilizadora” contra sus dirigentes. “Se empezaron a inventar y difundir hechos y acciones que sólo buscan desestabilizar institucionalmente a la organización y sembrar calumnias contra la conducción de ésta asociación gremial”, afirmó el gremio en un comunicado.

Los trabajadores lecheros afirmaron que la campaña llega tras una denuncia anónima que provocó allanamientos a sus sedes “sin lograr ningún tipo de resultados”.

“Esta nueva maniobra trataría de involucrar a varios directivos con acusaciones falsas, mezclándolos en acciones ilegales, o en confusas negociaciones con empresas, generando todo tipo de ficciones tendientes a desacreditar a los dirigentes de ésta institución”, afirmó el Consejo Directivo Nacional de ATILRA.

En el comunicado se afirma que fueron víctimas de esas “mentiras” el secretario general del gremio, Héctor Luis Ponce y su familia. “Los nuevos intentos buscan difundir  falsas especulaciones referidas el estado de salud de Ponce, o la intención de ‘tender una cama’, como se dice en la jerga penal, plantando drogas en locales del sindicato o en las mismas casas de sus dirigentes o familiares”, denunciaron.

Por último, el sindicato adelantó que acudirá a la Justicia para ”resguardar y proteger” tanto los bienes del gremio como a las personas involucradas.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ