El Rigel se contactó por última vez en la misma zona donde desaparecieron el San Juan y el Repunte
Un mar con muchos barcos perdidos
A la altura de Rawson, por donde navegaba el pesquero con nueve tripulantes a bordo, aparecieron ayer un cadáver, un salvavidas, una lona y una radiobaliza. Los familiares del Rigel se reunieron con los del San Juan y los del Repunte, desaparecido hace un año.
Diez pesqueros, un avión, dos guardacostas y dos helicópteros buscan al Rigel.Diez pesqueros, un avión, dos guardacostas y dos helicópteros buscan al Rigel.Diez pesqueros, un avión, dos guardacostas y dos helicópteros buscan al Rigel.Diez pesqueros, un avión, dos guardacostas y dos helicópteros buscan al Rigel.Diez pesqueros, un avión, dos guardacostas y dos helicópteros buscan al Rigel.
Diez pesqueros, un avión, dos guardacostas y dos helicópteros buscan al Rigel. 

Un cuerpo sin salvavidas, un salvavidas, una lona naranja, la radiobaliza flotando en medio del mar, cajones de pescado y los rastros de manchas oleosas son hasta ahora las únicas señales que se tienen del pesquero Rigel y sus nueve tripulantes, desaparecidos desde la madrugada de ayer a la altura de Rawson, según los reportes de la Prefectura Naval (PNA).

“No me voy a mover hasta que no me digan dónde está mi marido. No me dicen nada”, dijo Julieta Fernández, pareja del marinero Daniel Rodríguez, y contó que en varias oportunidades su marido le había dicho que los barcos en los que navegaba estaban “en muy malas condiciones” y tenía miedo de que le pasara algo malo.

Hasta la sede de la Prefectura llegó también el ministro de Asuntos Agrarios de la provincia de Buenos Aires, Leonardo Sarquis. En la puerta, esperaba un grupo de familiares de las dos últimas tragedias que sacudieron a Mar del Plata: los del submarino ARA San Juan y del pesquero Repunte, desaparecido hace un año también a la altura de Rawson.

El Rigel, una embarcación con más de 50 años, había zarpado el martes pasado hacia el sur argentino para comenzar con la temporada de pesca del langostino en aguas patagónicas.

“No a los barcos chatarra como el Repunte”, habían publicado el 2 de junio en su página de Facebook los familiares de los marineros desaparecidos en esa embarcación. Ayer, agregaron una foto conjunta con los del ARA San Juan. En esos momentos, la Armada confirmaba que el último hallazgo era una lona color naranja “que está tratando de ser identificada”, detectada por un avión de la fuerza que encontró también “elementos dispersos”. Eran cerca de la 1.50 de ayer cuando la Prefectura recibió la última señal de auxilio de la radiobaliza, según contó el prefecto principal, Jorge Córdoba, jefe de la Prefectura Naval de Rawson. La última comunicación con el Rigel había sido alrededor de las diez de la noche. Para entonces, el buque llevaba dos días de temporal.

Cerca de las dos de la tarde, la Prefectura anunciaba el hallazgo de la radiobaliza flotando en el mar, junto con un salvavidas que llevaba la inscripción Rigel. Una hora más tarde, confirmaban que se había encontrado un cuerpo sin salvavidas.

En el momento de la última comunicación, las condiciones climáticas no eran buenas, con olas de cinco metros de altura y los vientos de 30 a 40 kilómetros por hora, informó la Prefectura. Desde las 23 del viernes se activó un operativo de búsqueda por mar y aire, agregaron las fuentes de PNA, que confirmaron que la última ubicación fue a 111 millas náuticas de Rawson, que equivalen a unos 200 kilómetros. 

El jefe del Servicio de Tráfico Marítimo de Prefectura Naval, Carlos Villarreal, explicó que “estamos intentando localizar la embarcación con todos los medios posibles”, y aseguró que “en ese momento en la zona había vientos fuertes, de unos 27 nudos”.

El Rigel pertenece la empresa Pesca Nueva SA, botado en el astillero Vanoli en 1968, y tiene 27 metros de eslora y 6 de manga. De acuerdo con lo que informó Prefectura, la zona de búsqueda se ubica entre Rawson y Camarones, a una distancia de 210 kilómetros aproximadamente, en sentido lineal.

Diez barcos pesqueros que se encontraban en la zona participan del operativo para dar con el barco perdido, junto con un avión, dos helicópteros y los guardacostas Prefecto Fique y Prefecto Derbes, que pertenecen a la Prefectura.

Según consta en el despacho general de salida del buque emitido por la Agencia Marítima Smiriglio, los nueve tripulantes que viajaban a bordo del pesquero son el capitán Salvador Taliercio, el segundo patrón Rodrigo Sanita, el jefe de máquinas Néstor Rodríguez, el auxiliar de máquinas Cristian Osorio y los marineros Amadeo Jonatan, Nahuel Navarrete, Carlos Daniel Rodríguez, Pedro Mierez y Rodrigo Blanco.

La abogada Lorena Arias, quien perdió a su marido en el Repunte, dijo: “Hoy tenemos ocho personas en el agua, no está bien que naturalicemos estas cosas, hoy la sociedad entera tiene que estar rezando por ocho argentinos que están en el agua helada”.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ