Una zona con dos claros candidatos

 

La zona se presenta como la más polarizada, con dos selecciones fuertes (España y Portugal) y dos débiles (Irán y Marruecos). El campeón de la última Eurocopa, dirigido por Fernando Santos y con Cristiano Ronaldo en estado de gracia tras alzar su tercera Orejona consecutiva (por tal motivo la estrella el Real Madrid recién se sumó a la delegación lusa hace una semana), cuenta además con un mediocampo sólido y una defensa liderada por el aguerrido Pepe. Con seis participaciones en Mundiales y un tercer puesto en 1966, Portugal no debería tener problemas en pasar de fase, aunque en dos partidos de preparación sin su jugador emblema sólo pudo empatar ante Túnez (2-2) y Bélgica (0-0). Ya con CR7, los portugueses vencieron 3-0 a Argelia y debutarán en Rusia el próximo viernes 15 nada menos que ante España, que se coronó de la mano de Vicente del Bosque en Sudáfrica 2010, aunque sucumbió en Brasil 2014 tras perder sus dos primeros partidos de la fase de grupos. 

Con catorce presencias en Mundiales y con Julen Lopetegui ahora en el banco, España recuperó la frescura y jugó una gran Eliminatoria (invicto con nueve victorias y un empate) con los experimentados Sergio Ramos, Andrés Iniesta, David Silva, Gerard Piqué y Sergio Busquets, más el aire fresco que aportan Isco y Asensio. El poderío español quedó probado tras el inolvidable 6-1 propinado a la Argentina en un amistoso jugado en Madrid, aunque en los últimos días igualó 1-1 con Suiza en casa y le ganó 1-0 a Túnez en Krasnodar, su búnker en Rusia. 

España, que es probable que juegue con cinco mediocampistas y un solo delantero (Diego Costa o Iago Aspas), tampoco debería tener inconvenientes en pasar a octavos, objetivo acaso más arduo para Marruecos e Irán, que abrirán el grupo cuando se enfrenten el próximo viernes. 

Irán fue la primera selección en arribar a Moscú y su entrenador, el portugués Carlos Queiroz, tendrá el reto de llevar al equipo, con cuatro presencias en la Copa del Mundo, por primera vez a segunda ronda. Para ello deberán brillar sus estrellas Sardar Azmoun (goleador del Rubin Kazan) y el delantero del SC Heerenveen holandés Reza “Gucci” Ghoochannejhad. 

Por su parte, Marruecos regresa tras 20 años de ausencia y jugará su quinta Copa del Mundo. Su mejor performance fue alcanzar octavos en México 1986. El DT francés Herve Renard, campeón de la Copa Africa al frente de Zambia y Costa de Marfil, tendrá en Medhi Benatia (Juventus de Italia), Karim El Ahmadi y Sofian Amrabat (ambos del Feyenoord holandés) a sus mejores hombres.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ