Luisa Kuliok leyó fragmentos de la biografía escrita por Rodolfo Braceli
El día en que Mercedes Sosa se declaró a favor del aborto

 La actriz Luisa Kuliok leyó un fragmento del libro “Mercedes Sosa, La Negra”, en el cual Rodolfo Braceli, su autor, reprodujo declaraciones de la cantante fallecida en 2009, en las que la intérprete, además de reconocer que ella misma había abortado, se declaraba a favor del aborto y denunciaba la hipocresía de quienes se oponían a la despenalización.

 

"No es fácil vivir y mucho menos siendo mujer –comienza diciendo Sosa-. Imaginemos las jovencitas y no jovencitas que empujadas por la miseria, el hambre y la desocupación tienen que abortar. Las flagelan en lugares clandestinos y sórdidos. Cuando me pidieron de la Unicef que trabajara para ellos, se los dije. Voy a hablar por los niños y por las mujeres. Diré que estoy a favor de la despenalización del aborto. En contra de la hipocresía, de la mentira y de la clandestinidad terrorífica a la que son empujadas las mujeres pobres y marginales. Porque una cosa es estar abortando en una clínica con calefacción y anestesia y música funcional, y otra cosa es abortar en cualquier rincón inmundo con unos fierros terribles que te meten ahí, adentro, para arrancar un cuajo de vida que, si se la dejara vivir, se la condenaría al analfabetismo, al hambre".

Según describe Braceli –y lee Kuliok-, la cantante agregaba: "Pregunto yo a los hipócritas que están contra la despenalización: ¿acaso ellos no provocan millones de abortos cada día?... Abortos cuando cierran fábricas y dejan sin trabajo, abortos cuando condenan a chicos al hambre que los descerebra y hasta los mata. No me cansaré de decirlo: hay que educar, enseñar a usar anticonceptivos... Que se dejen de joder las madres que quieren tener la nena virgen hasta el casamiento. ¡Hipócritas de mierda! ¿Cuándo van a reconocer que la hija puede de repente enamorarse y acostarse y hacer eso tan bello que es el amor y quedar gruesa por culpa de tanta pacatería, de tanta educación para la hipocresía?".

Respecto de la Iglesia Católica, Sosa advertía: “la Iglesia manipula las cosas. Mientras frenan esto no se ocupan de resolver de una vez que los curas puedan amar y casarse para que no hagan las macanas que están haciendo. Alguien, un poeta, dijo que aquí la hipocresía funciona como ideología. Estamos manejados por hipócritas. ¿Cuánto falta para que nos saquemos la careta? Aquí el único modo de estar contra los abortos es evitar las causas que los provocan. Se está contra el aborto reabriendo fábricas, generando trabajo, educando". 

En cuanto a su propia historia, la cantora reconoció haber abortado: “Tomé yo la decisión de abortar. Mi marido estaba enterado, claro, pero la decisión fue totalmente mía. Y hacemos muy bien las mujeres en tomar este tipo de decisiones porque, finalmente, en la inmensa mayoría de los casos, somos nosotras las que vamos a tener que cuidar al hijo. Por lo general, los hombres con el tiempo se borran".

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ