Marchas de secundarios y universitarios
A favor de la legalización

Estudiantes de los 14 colegios de la Ciudad de Buenos Aires (Mariano Acosta, Lenguas Vivas Juan Ramón Fernández, Rogelio Yrurtia, Nacional Buenos Aires, Normal 1, Carlos Pellegrini, Rodolfo Walsh, Normal 6, Cerámica 1, Mariano Moreno, Julio Cortázar, Osvaldo Pugliese, Cerámica Arranz y en escuela de Danza Jorge Donn, de la localidad bonaerense de Haedo), que el martes tomaron las aulas en apoyo al proyecto de ley que legaliza el aborto se movilizaron desde la mañana a la Plaza del Congreso, mientras las tomas continuaban en algunos establecimientos. Paralelamente, tras debatir en las asambleas de cada facultad, las y los estudiantes de Ciencias Sociales, Filosofía y Letras y Psicología decidieron realizar vigilias y pasar la noche dentro de las tres casas de estudio de la Universidad de Buenos Aires. Ayer al mediodía, se decidió no tomar asistencia en esas facultades.

En tanto, estudiantes del Colegio Nacional de San Isidro marcharon por la mañana rumbo al Congreso tras suspenderse la vigilia programada a raíz de la decisión de las autoridades de cerrar en la tarde del martes el establecimiento y solicitar la presencia de efectivos policiales, informaron fuentes del centro de estudiantes y de la fuerza de seguridad. 

Estudiantes del Colegio Nacional de San Isidro denunciaron con un video que personal de la Policía Bonaerense desalojó la vigilia que llevaban a cabo en la escuela en reclamo del aborto legal, seguro y gratuito. El video fue compartido por un organismo de derechos humanos en las redes sociales.

Según denuncian, el director del colegio Oscar Buash junto al portero de la tarde les prohibieron la entrada a los estudiantes. Esta situación provocó forcejeos entre los padres que apoyaban a sus hijos y los directivos.

El Centro de Estudiantes del Nacional expresó, mediante un comunicado: “Rechazamos totalmente su accionar y manifestamos que estas muestras de poder y presión no son aisladas, sino que pasan y están sucediendo en otros colegios. Destacamos también los intentos para obstaculizar el plan de vigilia cortando luz, agua y gas y suspendiendo clases”.

“Sin adjudicárselo a nuestros directivos, sino a la jefatura de inspectores que baja una clara línea de impedimento a la organización de estudiantes ante las actuales problemáticas. Llamamos a compartir esta versión de los hechos, que afortunadamente no implica a heridos, ni menores detenidos, pero sí a un ataque a nuestra comunidad”, concluye el escrito de los alumnos.

Simultáneamente, Un nutrido grupo de estudiantes del Colegio Manuel Belgrano de Córdoba decidió el martes a la mañana tomar el establecimiento hasta las 16, para realizar una vigilia a favor del proyecto de despenalización del aborto. La medida, que nucleó a unos 500 alumnos, tomó de sorpresa a las autoridades, al punto que su director, Francisco Ferreyra, dijo en declaraciones a Canal 10: “Hay una toma, y estamos viendo qué implica”.

Los estudiantes aclararon que decidieron la medida en una asamblea y que el reclamo es por el “aborto legal, seguro y gratuito”, mientras que afuera de las instalaciones padres de algunos alumnos reclamaban que se dicten las clases normalmente.

En el Fernando Fader, Catalina, vocera de los estudiantes, resaltó que si bien no pudieron tomar la escuela cortaron la calle para realizar una asamblea y jornadas sobre derechos reproductivos y sexuales, y que se movilizarán al Congreso.

“Nos pusieron trabas para tomar el colegio, cortaron el agua y la luz y nos advirtieron que nos iban a denunciar si realizábamos esas medidas. Así que cortamos la calle y ahora los cerca de 150 alumnos vamos a marchar a la Plaza del Congreso a participar de la vigilia”, indicó la dirigente estudiantil.