A la espera de un milagro
La reacción de los jugadores

Los jugadores de la Selección Argentina mostraron la desazón por la derrota sufrida contra Croacia, que deja a la Argentina al borde de la eliminación, y dejaron entrever un disgusto con algunas decisiones del director técnico, Jorge Sampaoli, y con la falta de reacción luego del primer gol de los croatas. El "Kun" Agüero se desquitó con "que diga lo que quiera", para responder a un periodista que lo consultaba sobre un pasaje de la conferencia de prensa del técnico argentino respecto de que el equipo no supo adaptarse a la propuesta táctica. En tanto, Javier Mascherano evitó ofrecer sus conclusiones sobre el rendimiento del equipo, pero lanzó: "Después del gol se desvirtuó todo". 

"El partido estaba muy parejo, no podemos caer en que un error nos termine haciendo tanto daño", lamentó Mascherano en referencia al error del arquero Wilfredo Caballero que terminó en el primer gol de Croacia en el inicio del segundo tiempo. Tras el gol croata, Sampaoli comenzó a desarmar el esquema con el que se había jugado el primer tiempo y realizó tres modificaciones. La primera fue la de Agüero por Gonzalo Higuaín, y luego seguiría con la de Eduardo Salvio por Cristian Pavón y, por último, la de Enzo Pérez por Paulo Dybala. 

"Siento tristeza bronca, un montón de cosas. Queda todavía una chance y vamos a esperar mañana. Ahora dependemos de otros, hicimos todo lo que pudimos. Esperanza, milagro lo que sea, pero hay que esperar mañana y tratar de ganarle a Nigeria", lamentó Agüero, quien marcó el único gol de Argentina en el torneo. Y luego cerró la entrevista lanzando esa frase de bronca sobre el técnico ante la consulta del periodista.  

"No hay nada para decir, el resultado lo dice todo. Hay que esperar que mañana nos favorezca algún resultado", abrió Mascherano la breve entrevista en la zona mixta y siguió: "El dolor es grande. Es muy reciente, es un golpe muy muy duro, habrá que esperar a tragarlo, a saber convivir con esto". El volante trató de evitar dar un análisis sobre el partido al señalar que "anímicamente" no tenía "claridad para analizar", aunque agregó: "Después del gol se desvirtuó todo, saquen sus conclusiones. El partido estaba muy parejo, no podemos caer en que un error nos termine haciendo tanto daño". 

Enzo Pérez, quien se sumó al grupo a último momento por la lesión de Lanzini, reconoció que el equipo "no supo manejar el estado de ánimo" tras el primer gol croata. "Nos hizo un click negativo", lamentó. "No pudimos reencontrar lo que habíamos hecho en el primer tiempo, cuando se dio un partido parejo, disputado, con chances de los dos lados. Después del gol nos desmoronamos". 

Respecto de la oportunidad clara de gol que tuvo en el primer tiempo, Pérez reconoció que "duele", pero prefirió mirar hacia adelante: "Son cosas que pasen. Le pongo el pecho a la situación, como le ponemos el pecho todos. Si pongo alguna excusa va a ser estúpida".

En cuanto a los cambios tácticos dispuestos por Sampaoli, Pérez señaló que "se mantuvo una idea", pero "después del resultado negativo, el técnico empezó a cambiar para darle otras características al equipo. En el primer tiempo tuvimos esa de mover rápido la pelota para buscar a Leo, pero a veces es imposible porque tiene dos o tres jugadores encima de él". 

"Todavía queda un partido… Ahora no es momento para estar analizando", dejó su última esperanza Mascherano.  

 

 

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ