UN REMEDIO DESDE LA UNIVERSIDAD
Parte del equipo de trabajo que produce medicamentos desde la UNR. Foto: prensa UNRParte del equipo de trabajo que produce medicamentos desde la UNR. Foto: prensa UNRParte del equipo de trabajo que produce medicamentos desde la UNR. Foto: prensa UNRParte del equipo de trabajo que produce medicamentos desde la UNR. Foto: prensa UNRParte del equipo de trabajo que produce medicamentos desde la UNR. Foto: prensa UNR
Parte del equipo de trabajo que produce medicamentos desde la UNR. Foto: prensa UNR 

La Planta Piloto de Producción de Medicamentos de la Facultad de Ciencias Bioquímicas y Farmacéuticas de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) fue habilitada por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), para elaborar especialidades medicinales en las formas de comprimidos, comprimidos recubiertos y líquidos no estériles. Así, la UNR pasa a ser parte de la Red de Laboratorios de Producción Pública Nacional.

El propósito fundamental es poder dar respuesta a medicamentos considerados esenciales por el Ministerio de Salud de la Nación, algunos de los cuales la industria farmacéutica no ofrece por falta de interés comercial. 

El doctor en Bioquímica y decano de la Facultad, Esteban Serra, explica que se trata, sobre todo, de los vinculados con formulaciones pediátricas y, en segundo lugar, para adultos mayores. 

El objetivo es elaborar medicamentos “que requieren formulaciones especiales que son de consumo bajo a nivel nacional y, por lo tanto, las compañías no desarrollan”, señala el decano. Y agrega que el aporte que se quiere hacer es en la producción de medicamentos que hoy no están disponible: “drogas que normalmente usan los adultos pero que los laboratorios no producen para niños menores de seis años”.

El objetivo es elaborar medicamentos “que requieren formulaciones especiales que son de consumo bajo a nivel nacional y, por lo tanto, las compañías no desarrollan”, son “drogas que normalmente usan los adultos pero que los laboratorios no producen para niños menores de seis años”.

“La habilitación de la ANMAT -continúa Serra-  nos permite poder brindar servicios y producir medicamentos que estén habilitados para circulación nacional, es decir, pueden ser tanto de uso en salud pública como privada en todo el territorio argentino”. No obstante, el decano advierte que el “principal interés es hacer un aporte a la salud pública, no tenemos ningún interés en participar en lo que es salud privada”.

Los bioquímicos de la UNR trabajan en asociación con el Laboratorio Industrial Farmacéutico de la Provincia de Santa Fe (LIF) y el Laboratorio de Especialidades Medicinales de la Municipalidad de Rosario (LEM) en el desarrollo de antiparasitarios y polivitamínicos. Además, analizan el desarrollo de comprimidos de liberación prolongada y formulaciones líquidas de administración vía oral para el tratamiento de cardiopatías en pacientes pediátricos y en adultos mayores.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ