Promesa en show
Canta al país…
Cadena Nacional es el proyecto electrónico de Agostina Mauro. Con un vivo a toda máquina, hace patria a base de sonidos industriales, himnos a la adolescencia tardía y el valor agrado de lo queer.
Imagen: nata failde

“¿Qué será lo que tengo en la cara, serán mis ojeras?¿Qué será lo que tengo en la cara, mis ojos serán?” canta Agostina Mauro, la entrerriana radicada en Buenos Aires desde hace más de una década, en “Campanas en las puertas”, canción de su proyecto musical unipersonal con uno de los nombres más sugerentes de la temporada: Cadena Nacional.

Y en la misma canción sigue: “Ojalá que tu mamá no sea esa señora que me mira asustada”.

Como oyentes, vale preguntarnos de la madre de quién se trata. Es que hay algo de adolescencia tardía y desafiante en esas letras camorreras, cantadas en un tono apático pero encendido sobre elaboradas bases “darkosas” e industriales que remiten directamente a exponentes locales actuales (y no tanto) en el género. La referencia obligada son los argentinos radicados en Alemania: Mueran Humanos. Cadena Nacional funcionó como show de apertura para el ya clásico y multitudinario show anual que los argentinos dan en Buenos Aires cuando vienen de visita. Un milagro del underground. Es un privilegio para cualquier artista nuevo poder ser parte de esa noche. “Ay, ese día estaba re nerviosa, ¿En serio te gustó?”

Y la pregunta me hace acordar a la pregunta de su canción. Con una firmeza envidiable sobre el escenario bailando controladamente detrás de su arsenal de máquinas, una vez debajo: duda de cada movimiento, de cada decisión. “¿Posta que te parece bueno el nombre Cadena Nacional?”, fue una pregunta que escuché más de una vez a lo largo de la entrevista.

El nombre en cuestión surgió de un viejo empleo de Agostina. Viajaba varias veces al año a China. “Iba en busca de nuevas tendencias y a hacer contacto con proveedores para una empresa nacional dedicada a la fabricación en joyas de acero quirúrgico.” Esa situación combinada con un presente panorama político candente fueron los elementos que desembocaron en el nombre del proyecto.

“Cuando era chica en mi pueblo se escuchaba mucha cumbia, yo agarraba el auto o el tractor y me iba a escuchar The Cure a la ruta, por muchos fines de semana esa fue mi salida preferida.” El último día de clases en la secundaria de La Paz, Entre Ríos decidió que iba a irse a vivir a Rosario. “Ni siquiera me acuerdo en qué carrera me anoté” Su historia siguió en Buenos Aires en donde terminó la carrera de diseño de indumentaria. Pero la música volvería a llamar a su puerta con la banda punk que formó entre 2005 y 2007: el trío Los Norteamericanos. “Teníamos una bajista que tenía un hijo y casi nunca podía ensayar, entonces pegamos carteles por todos lados buscando una sin hijos y con influencias de William Burroughs, obvio que nunca nadie llamó”

Recién el año pasado, tras comprarse los sintetizadores que usa hoy en vivo, decidió abandonar definitivamente su trabajo en la empresa de joyas y dedicarse de lleno a su música. “Mi amiga Sara Hebe es re fan mía, ella empezó rapeando en mis muestras.”, me dice orgullosa.

Muchas veces durante la entrevista me impresiona (y me simpatiza) su manera de referirse a sus propias producciones: “¿No está buenísima esta canción? Me encanta”, declara inmediatamente después de mostrarme una canción inédita frente a su pared de espejo.

La canción dice: “No era necesario que me dejaras destruir todo a tu alrededor pero qué serena y calma está la noche sin vos.”

Sola en su dos ambientes, con sus máquinas como única compañía en el living y su máquina de coser en la habitación me confiesa que Cadena Nacional quiere crecer. “Me gusta la idea de un producto integral, tengo ganas de hacer ropa con este mismo nombre y también firmar así mis collages.”

Ni lerda, ni perezosa, ya muestra en sus redes sociales el prototipo de sus remeras con el nombre del proyecto entre dibujos de animales al estilo manual de biología de la secundaria.

“Ay, estoy grabando, estoy re contenta”, me dice en un mensaje de voz. Además de su EP Serpiente vespertina que se puede oír en su bandcamp, pronto sale un casette con diez de sus flamantes producciones bajo el sello División Psíquica. Además, su canción “Caso Misa” formará parte de un compilado para el sello glasgüense Contort Yourself. Esta cadena deja marca, ojo. l

Cadena Nacional se presenta esta noche en la fiesta BUNKR Showcase, en Parador Burzako, Panamericana 6968, Chacras, Mendoza.