La situación de los pequeños y medianos productores lácteos
Tambo que cierra, tambo que no reabre
La industria paga al productor por cada litro de leche 6,40 cuando se necesitan 8 pesos para recuperar rentabilidad.
“Nuestras vacas comen dólares y ordeñamos pesos”, graficó un productor de Santa Fe ante la crisis.“Nuestras vacas comen dólares y ordeñamos pesos”, graficó un productor de Santa Fe ante la crisis.“Nuestras vacas comen dólares y ordeñamos pesos”, graficó un productor de Santa Fe ante la crisis.“Nuestras vacas comen dólares y ordeñamos pesos”, graficó un productor de Santa Fe ante la crisis.“Nuestras vacas comen dólares y ordeñamos pesos”, graficó un productor de Santa Fe ante la crisis.
“Nuestras vacas comen dólares y ordeñamos pesos”, graficó un productor de Santa Fe ante la crisis. 

Casi 460 tambos cerrados en un año, dos años y medio  trabajando a pérdida y una devaluación que se llevó lo que quedaba. Esta es la situación de los pequeños y medianos productores lácteos, que el martes decidieron no participar del cónclave con el ministro de Agroindustria de la Nación, Luis Etchevehere, por la decisión de estado de no intervenir en su ayuda. “El mercado debe fijar el precio de la leche”, aseguran los productores  que escuchan como respuesta oficial.  El 70% de los costos están dolarizados, por lo que la última devaluación golpeó duro. La Mesa de Productores de Leche de Santa Fe (Meprolsafe) no participó de esta convocatoria de Etchevehere. Al respecto, el secretario de esta entidad, Marcelo Aimaro, dijo que los tamberos hoy día no alcanzan a cubrir los costos. Explicó que la industria paga al productor por cada litro de leche un precio de $ 6,40 cuando en realidad se necesitan más de $ 8 pesos para recuperar una mínima rentabilidad.

Aimaro indicó que en el último año se cerraron 458 tambos, lo que representa un promedio de más de un tambo por día. “Hace 30 meses que los productores están perdiendo plata. En el último año, la cadena perdió 15.000 millones de pesos y el 97% de ese dinero lo perdieron los productores. La cadena está rota porque sólo un eslabón soporta la pérdida”, dijo Aimaro.

El representante de los tamberos santafesinos recordó que en enero de 2016 le presentó al subsecretario de Lechería de la Nación, Alejandro Sammartino  una serie de puntos para resolver la cuestión de fondo. “Si se aplicaban, después la mejora en el precio venía sola”, señaló. Y afirmó que también se lo planteó al presidente Mauricio Macri.

“Cuando están fuera del gobierno dicen una cosa y cuando asumen hacen otra”, se quejó el presidente de Meprolsafe. Y cuestionó la visión del gobierno de Macri, aunque reconoció que nunca hubo una política lechera en la Argentina: “En ningún país del mundo la lechería está librada al mercado. El Estado debe intervenir en favor del eslabón más débil de la cadena que es el productor. Sino sólo se generará concentración”. "El problema es la redistribución en la cadena; tenemos socios que se están llevando una porción mayor de la que le corresponde y nadie lo está viendo" disparó Aimaro al advertir que el precio que se le paga al productor aumenta a menor velocidad que el que se vende el litro de leche en el supermercado.

La organización que sí participó del encuentro con Etchevere fue Federación Agraria cuya secretaria de Género, Mariel Agüero, dijo tras el conclave que “cada vez menos  vale la pena levantarse a ordeñar a las 2 de la madrugada, sabiendo que está perdiendo dinero”. “Nuestras vacas comen dólares y ordeñamos pesos”,  dijo la productora .

La dirigente recordó que Etchevehere estuvo casi cinco años al frente de la Sociedad Rural Argentina (SRA). Por su experiencia, conoce la situación de los tamberos. Sin embargo, la cuestión pasa por lo ideológico. “No quieren ser árbitros en la cadena. Quieren que el mercado defina y que el productor arregle el precio con la industria, pero la industria hace lo que quiere”, dijo Agüero.

En los últimos tiempos los productores comenzaron a moverse: para hoy está prevista una asamblea en la que se definirá si se activa una protesta frente a la crisis y ante la falta de respuestas por parte del presidente Macri.

Según los Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (Crea), la lechería tiene más del 65% de sus costos en dólares, por lo que por estos días los tamberos pierden entre 0,70 y 1,1 pesos por litro producido. Y la historia será peor si la moneda estadounidense continúa en alza.

También el combustible es un tema que los tamberos quieren discutir con el Presidente: el precio del gasoil incide en alrededor del 17% de los costos de producción. 

Del último informe de Crea se desprende también que en mayo el índice de costo de la actividad tambera sufrió un aumento del 7,2% en relación a abril.

Todos estos datos serán puestos sobre la mesa hoy  en la asamblea de tamberos que se realizará en Rosario en la sede de la Rural. Con fuerte presencia de productores, se definirán acciones gremiales a seguir. La asamblea será encabezada por el presidente de las Confederaciones Rurales Argentinas, Dardo Chiesa.

 

 

 

 

 

 

 

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ