Denuncia en el Garrahan

Trabajadores del hospital Garrahan denunciaron los tres grandes problemas que los atraviesan: la no reincorporación de los 10 cesanteados, el rumor sobre una lista con mayor número de despedidos y las bajas paritarias ofrecidas: 15 por ciento en tres cuotas para las categorías más bajas y un monto de 2000 pesos en agosto y 4500 pesos en septiembre para los trabajadores con mayores sueldos. La actividad también se realizó en solidaridad con el hospital Posadas, que cuenta con un gran número de despedidos, y con los cinco hospitales amenazados por el Complejo Hospitalario Sur.

“En algunos lugares, como en los laboratorios, todo lo que se presupuestaba y se pedía, fluía y se recibía rápidamente. Ahora, en cambio, viene todo muy trabado. No sé qué va a pasar. Hay medicamentos que yo indico, por ejemplo, que no están más en farmacia. ¿Qué es eso, si no es un recorte?”, dijo a PáginaI12 Liliana Ongaro, secretaria general de la Asociación de Profesionales y Técnicos del hospital. “Es cada vez mayor la cantidad de pacientes y eso tiene que ver con la condición social y económica del país. A mí me impacta la cantidad de padres que no tienen trabajo, la cantidad de chicos que van a comedores porque, de lo contrario, no comen. Y bueno, al no tener obra social, vienen acá, y desbordamos de pacientes”, explicó.