Estudiantes secundarios pidieron por aborto legal y educación sexual
“No precaricen nuestros derechos”
Imagen: Amnistía Internacional

Estudiantes secundarios escribieron una carta dirigida a los senadores para pedir que se apruebe la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, que ya cuenta con media sanción y que ahora se discute en el marco del plenario de comisiones de la Cámara alta. “Somos jóvenes organizades en Centros de Estudiantes para defender nuestros derechos, pronunciarnos, participar y demandar a les representantes cumplir con la voluntad popular”, empezaron su mensaje los estudiantes en el que pidieron por el aborto legal y el cumplimiento de la ley de Educación Sexual Integral.

“Creemos que el aborto debe ser legal, seguro y gratuito porque los abortos suceden, son una cuestión de salud pública y derechos humanos –no moral o metafísica-, por lo que el Estado es responsable de garantizar las condiciones adecuadas para que no sigan muriendo mujeres y personas gestantes en la clandestinidad. La imposición de la maternidad refuerza roles de género que profundizan las desigualdades y las violencias (económicas, políticas, sociales y culturales)”, sostuvieron los jóvenes.

El mensaje fue escrito y grabado en el marco de una jornada organizada por FUSA AC y el Colectivo de Juventudes por los Derechos Sexuales y Reproductivos, con la participación de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro. Del encuentro realizado en la Universidad Metropolitana (UMET) participaron más de 50 referentes de centros de estudiantes de escuelas de nivel medio de Ciudad de Buenos Aires, provincia de Buenos Aires y Córdoba. Entre los jóvenes hubo representantes de escuelas rurales, técnicas, religiosas, privadas y públicas.

En la carta dirigida a los senadores, los estudiantes también reclamaron la implementación de la ley de Educación Sexual Integral. “Tenemos derecho a una educación laica, científica y con perspectiva de género. El acceso equitativo a la educación previene embarazos no deseados e infecciones de transmisión sexual, favorece la exploración de nuestra identidad de género y ayuda a que sigamos deconstruyéndonos, aprendiendo a tener relaciones equitativas y que el sexo deje de ser una disputa de poderes”, sostuvieron los estudiantes.

También exigieron que “todes” accedan a métodos anticonceptivos “sin barreras”, algo que consideran fundamental para “tomar decisiones informadas sobre nuestros cuerpos y ejercer nuestra sexualidad libremente, con información y herramientas, conocernos y entendernos sin tabúes”.

“Es por todo esto que exigimos la sanción de la Ley de Interrupción Legal del Embarazo sin modificaciones ¡ya! Porque son las mujeres y las personas gestantes quienes poseen el derecho a decidir y este derecho no puede estar sujeto a la voluntad de agentes externos (médicxs, instituciones o establecimientos de salud)”, finalizaron la carta.