La diputada del oficialismo está acusada de "lavado de dinero"
Ayala, cada vez más cerca de la cárcel
Un mes después de que sus compañeros de bancada rechazaran en la Cámara baja el desafuero de la legisladora radical, Casación revocó la exención de prisión de la chaqueña Aída Ayala. La oposición había denunciado el caso como una nueva demostración de la "doble vara del oficialismo".

La Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal revocó la exención de prisión de la diputada oficialista Aída Ayala, imputada por lavado de dinero.

   Los jueces Juan Carlos Gemignani y Mariano Borinsky votaron por revocar el fallo de la Cámara Federal de Resistencia que le había otorgado ese beneficio a la legisladora chaqueña de Cambiemos, cuyos compañeros de bancada el 5 de junio pasado firmaron un dictamen para rechazar el desafuero de su aliada, solicitado por la jueza federal Zunilda Niremperger, quien la acusó de haber sido la “jefa de una banda” dedicada al lavado de activos “con la finalidad de malversar fondos provenientes de las arcas de la municipalidad de Resistencia” cuando era intendenta.

Los integrantes oficialistas de la Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara baja argumentaron en su momento que la Cámara Federal de Chaco le había concedido la eximición de prisión. El kirchnerista Marcos Cleri, por su parte,  comparó el caso de Ayala con el de Julio De Vido y denunció que la “arbitrariedad política” del oficialismo tenía como objetivo “perseguir a todo aquel que piensa distinto”.

“Corresponde rechazar el desafuero porque fue prematuro, porque su objeto se ha vuelto abstracto y porque no hay posibilidad de detenerla”, interpretó el macrista Pablo Tonelli en defensa de su colega.

Cabe preguntar ahora si Tonelli, titular de la comisión, podrá seguir sosteniendo que los importante del caso era que la Cámara Federal la había eximido de prisión.

El diputado kirchnerista Leopoldo Moreau, a su turno, afirmó que la actitud del oficialismo frente al desafuero de Ayala había dejado al desnudo “el doble estándar en el Parlamento, en los medios de comunicación y en el Poder Judicial”.

Cleri había denunciado también el apuro del oficialismo para tratar el desafuero de Cristina Kirchner por la causa del Memorándum con Irán, finalmente postergado, y había recordado que en aquella causa “no hay nadie detenido”, mientras que en la causa en que se investiga a Ayala “están todos presos, excepto ella”.