Qué dijo la mamá de Pity
“Mi hijo no es un asesino”

Cristina Congui, la mamá de Pity Alvarez, fue entrevistada por varios programas de televisión. En declaraciones a un canal de noticias, contó cómo se enteró de lo sucedido. “Cristian tenía que hacerse unos estudios y análisis hoy (por el viernes) a las 7 de la mañana. Entonces quedamos en que yo iba a ir a buscarlo a la casa temprano para acompañarlo. Porque Cristian tenía miedo de salir de su casa, sentía pánico. Yo más no puedo hacer. El es un adulto y tiene voluntad propia... a veces”, dijo. “Alrededor de las 6, me llama el padrastro de la chica que estaba con él (que no sé si es su novia o no, pero pasan mucho tiempo juntos) y me dice que no vaya a buscarlo porque hubo problemas. Después me llama Cristian, con un tono de despedida, y me cuenta. Antes de cortar, me dijo: ‘Tengo que dejar todo arreglado para que las cosas sean más suaves’. Mi hijo no es un asesino. No puedo creer lo que pasó. Cristian tenía proyectos, estaba escribiendo un libro. No asumí que puede pasar 15 años en una cárcel. Pero en algún momento la ficha te cae. Tengo que estar fuerte”, señaló. 

“Fui a la casa de los padres de la chica y le pedí que me contara. Me dijo que se preparaban para ir al recital de Ulises Bueno, que lo habían planeado hace días y que allí la esperaban sus padres. Cuando salieron, en el pasillo que da al estacionamiento, se toparon con el grupo que siempre estaba ahí, con el que había roces todo el tiempo, insultos y ‘cobro de peajes’, como le dicen. Empiezan a discutir y Díaz abofetea a Cristian, varias veces, y le da un cabezazo que lo tira contra la ligustrina. Y le grita que le dispare, que no tiene nada que perder. Y la chica dice que no sabe qué pasó, que de repente oye los disparos (en ese momento no los reconoce) y que ve cómo Díaz se va al suelo, ensangrentado. Y que se van y apenas arranca el auto, Cristian le dice que tire el arma”, siguió contando. “Y fueron al boliche porque ahí estaban los padres de ella, esperándola. Llegaron en estado de shock. Cristian dijo que iba a buscar a alguien que podía ayudarlo y ella se fue a su casa. Me dijo que no sabía de quién era el arma. Que la tiró cuando Cristian le dijo porque no se había dado cuenta de que la tenía”.

Luego mostró su disconformidad con el abogado Sebastián Queijeiro, actual asesor letrado de su hijo: “Cristian está mal asesorado. Yo no podía creer cuando lo vi hablando por televisión, en lo que parecía una conferencia de prensa. Debió haberse entregado y nada más. Decir que se presentaba pero no declarar nada. Mi hijo no es un asesino. Pero el entorno está infectado y transformaron el crimen en algo mediático”.