Para Ciarliero, todo está bien

“Nos hemos manejado en al más estricto cumplimiento de la ley”, afirmó Pablo Ciarliero, miembro del directorio de Télam, después del fallo que le ordenó reincorporar a trabajadores despedidos por incumplir la ley que exige el procedimiento preventivo de crisis. Lejos de los 878 trabajadores de la agencia y aún más del medio millar al que pretenden reducirla, el funcionario dijo que “una redacción de 250 personas es absolutamente suficiente para generar contenidos multimedia en todas las secciones” aunque, sin pausa, agregó que “digo un número por decir”. “Tenemos una misión de reestructuración de la agencia y es lo que vamos a llevar adelante”, enfatizó en Radio Nacional. Cuando Romina Manguel y Gabriel Micchi invocaron la voluntad de diálogo de los delegados, sugirió que existe “un clima de amenaza permanente” que los obligó a abandonar sus puestos. Sobre los criterios de la poda, dijo que además de “valoraciones de rendimiento” evaluaron “perfiles y nuevas funcionalidades de la agencia”. Cuando le recordaron que estaba echando a grandes profesionales respondió que “si cometimos un error vamos a rectificarlo, lo vamos a reconocer”.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ