Asfalto caliente

La petrolera estatal YPF volvió a aumentar el precio del asfalto, su segundo producto más comercializado en el país después de los combustibles. El incremento roza el 17%, que se acumula a las subas de 11% y 25% registradas en los últimos 90 días. Como era de esperar, la decisión de YPF agregó más complicaciones e incertidumbre al sector vial, en jaque por los abruptos cambios en la macroeconomía y por la resolución de la Casa Rosada de recortar 30 millones en el presupuesto para obras.El precio del asfalto está atado al dólar y la actualización está, en principio, vinculada a la brusca devaluación del peso por la corrida cambiaria de los últimos meses. Está compuesto en un 95% por piedra y otro 5% por un producto químico derivado del petróleo que se procesa en las refinerías. YPF es la número uno del mercado, seguida de otras compañías del sector como Shell, que suele proveer al sector vial cuando la petrolera estatal no da abasto. Lo cierto es que se trata de un golpe inesperado tanto para la mayoría de las empresas privadas que ya tienen proyectos en marcha, como para las administraciones provinciales, como el caso de Santa Fe, que apostaron fuerte a las obras viales en este 2018. Rosarioplus.com contactó a Pablo Seghezzo, director de Vialidad de la provincia, para conocer el impacto local de este nuevo aumento decretado por YPF. “Esto nos complica aún más debido a que vialidad y asfalto están directamente relacionados. En Santa Fe estamos haciendo pavimentos nuevos, repavimentando o haciendo reparaciones de rutas. Todo lleva asfalto”, explicó preocupado el funcionario. El exorbitante aumento de esta materia prima ya tiene efectos concretos en la provincia. La Casa Gris giró un refuerzo presupuestario de 1200 millones de pesos para evitar que ninguna obra quede a la deriva. Así y todo, hay algunos trabajos que están paralizados –las firmas privadas están a la espera de que los precios se acomoden– y se frenaron varias licitaciones. Seghezzo puso como ejemplo la postergación de la pavimentación de la ruta provincial 22, en el tramo que une Pueblo Marini, Eusebia y Colonia Bicha, en el límite con Córdoba.