El ajuste en la provincia
“Anuencia de Vidal”

La administración bonaerense es un elemento clave del programa de ajuste que está llevando a cabo el Gobierno. “No se hubiese podido hacer sin la anuencia del gobierno de María Eugenia Vidal. Hay una decisión política de facilitar ese ajuste en la Provincia”, aseguró ayer la economista Silvina Batakis. “Tuvo lo que no logró ningún gobernador, que es un aumento presupuestario enorme, de 45 por ciento por cada año, bastante por encima de sus gastos corrientes y, a pesar de ello, no fue capaz de plantear una política contracíclica”, detalló el actual secretario de Hacienda de La Matanza, Roberto Feletti.

 “Si el gobierno bonaerense se hubiese puesto a defender los intereses de los 17 millones de habitantes (de la Provincia) no se hubiese podido hacer el ajuste de esta manera”, afirmó Batakis. Desde que asumió Cambiemos la participación de valor agregado de la Provincia en el PBI se redujo de 55 por ciento en 2015 a 52 por ciento. “El ajuste lo garantiza la provincia de Buenos Aires”, insistió Batakis.

 “Es la primera que debió haber interpuesto alguna medida para paliar el ajuste en la Provincia, con acuerdos sectoriales, segmentación en aumentos tarifarios para las 5000 pymes industriales que hay en el territorio bonaerense y defender a los comercios de un proceso de concentración, entre otras cosas”, detalló la ex ministra de Producción Débora Giorgi en la reunión con los integrantes del Consejo Económico del PJ bonaerense, en la que participó PáginaI12 y en donde presentaron un documento analizando la actividad económica actual y el impacto del ajuste estipulado por el Fondo.  

 Los representantes de ese espacio aseguran que, en vez de morigerar el efecto de las políticas nacionales, las exacerban. “Se piensa que con descuentos en comercios se soluciona”, ironizó Batakis. Según relataron a este diario, la Provincia recibió 40.000 millones de pesos en su presupuesto “provenientes de los 100.000 millones de pesos que le quitaron a los jubilados”. “Y lo primero que hace es comprar 56.000 millones de pesos en Lebacs -a través del Bapro-para sostener el primer supermartes (de vencimiento)”, concluyó Batakis.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ