Acto en Campo de Mayo

Sobrevivientes, familiares de víctimas sobrevivientes y militantes de organismos de derechos humanos, como la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, Abuelas de Plaza de Mayo e HIJOS estuvieron ayer en El Campito, uno de los cuatro centros clándestinos que funcionaron en dictadura en el predio de Campo de Mayo, por donde pasaron unos cinco mil desaparecidos. También participaron de la delegación ex presos de Chile, Uruguay y Perú que asistirán al Foro por la Libertad de los presos políticos de América organizado por la Liga en la Iglesia Santa Cruz. Allí se realizó un homenaje a todas las víctimas de Campo de Mayo simbolizados en el militante peronista Cacho Scarpatti, uno de los pocos sobrevivientes cuyo testimonio es clave en la reconstrucción de los hechos; a Floreal Avellaneda, joven comunista de quince años de edad cuyo cuerpo fue tirado al Río de la Plata en abril de 1976 luego de pasar por El Campito y a Roberto Santucho, jefe del PRT y del ERP, asesinado por el Ejercito y llevado a Campo de Mayo donde desapareció. En el Acto hablaron José Schulman, de la Liga; Miguel Santucho de Abuelas; Agustín Cetrangolo de HIJOS, Adriana Taboada de la Comisíon Memoria Verdad y Justicia de la zona Norte e Iris Avellaneda, sobreviviente del Campito. “Somos constructores de una Patria libre, herederos del Ejercito Libertador de San Martín y de una generación generosa, patriota, creativa, antimperialista y valiente a la que no pudieron vencer, cuya memoria es una de nuestras fortalezas como pueblo y desde allí podremos resistir tanta agresión colonialista”, dijo Schulman. Iris Avellaneda aseguró que jamás aceptarán que subasten los terrenos de Campo de Mayo sino que lucharían para que sean espacios de memoria, de cultura, de esparcimiento cultural. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ