Detuvieron a dos jóvenes por balear a un hombre
Una muerte por la espalda
Un joven de 15 años y otro de 18 fueron detenidos, sospechados de haber baleado a un hombre en La Matanza para robarle un auto. El mayor de ellos podría haber participado de otro homicidio.

Un joven de 15 años y otro de 18 fueron detenidos, sospechados de asesinar de un balazo por la espalda a un hombre en el barrio San Alberto, en La Matanza, el sábado, cuando se resistió a que le robaran el auto de su hermano. El mayor de los chicos fue encontrado escondido bajo una cama en una casa del barrio 17 de marzo; el menor, que fue aprehendido en Villa San Petersburgo, tenía pedido de captura de la Justicia de Menores porque se había fugado a principios de noviembre del Instituto de Menores Almafuerte, de La Plata. El titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Homicidios de La Matanza, José Luis Maroto, señaló que el joven de 18 está sospechado de haber participado en otro crimen cometido el viernes pasado. Las detenciones se sucedieron mientras los familiares de Braian Aguinaco, el adolescente de 15 años que en diciembre fue asesinado por un chico de la misma edad en Flores, pidieron a la Justicia que no libere al joven detenido, y advirtió que hoy marcharán, con amigos de su hijo, para exigir el esclarecimiento del caso.

El sábado por la noche, Fernando Hinojosa y su hermano estaban en la puerta de una casa de Asamblea al 5400, en el barrio San Alberto, a donde habían ido a visita a su madre. Cuando estaban en la vereda, tres jóvenes llegaron en una moto roja y los amenazaron con un arma de fuego para que les entregaran el coche Volkswagen Gol del hermano de Hinojosa. El hombre, aseguró su cuñado, entregó las llaves; cuando uno de los jóvenes intentaba arrancarlo pero sin éxito, Hinojosa lo empujó y salió corriendo. Cuando cruzaba la calle, uno de los jóvenes le disparó por lo menos tres veces por la espalda. Uno de los balazos habría perforado el pulmón de Hinojosa, que murió luego en un hospital de la zona. Los jóvenes escaparon en la moto roja y con el auto, que el domingo fue hallado estacionado en la ciudad de Buenos Aires.

Fuentes policiales informaron que el sospechoso de 18 años, apodado como “Boca Cerrada”, fue hallado cuando se escondía bajo una cama, en una casa de la esquina de Colonia e Ibarrola, en el bario 17 de marzo. En el lugar, además, policías de la comisaría de San Alberto y de la Jefatura Distrital La Matanza Oeste secuestraron municiones calibre .9 milímetros y un revólver calibre .22.

Fuentes judiciales informaron que el fiscal Maroto, sobre quien recayó la investigación por el crimen de Hinojosa, debe resolver la situación procesal de “Boca Cerrada” pero no puede intervenir en la del joven de 15 años, quien está a disposición de la fiscalía del Fuero Penal Juvenil de La Matanza. El funcionario debe determinar si el detenido tuvo, también, participación en el crimen de José María González, un guardia de seguridad asesinado a ocho cuadras de donde fue baleado Hinojosa, y un día antes de ese otro crimen. De acuerdo con fuentes judiciales, González resultó baleado en la cabeza luego de resistirse a que le robaran la moto; tras ser internado en un hospital de la zona, falleció. De acuerdo con testigos del crimen, González fue atacado por jóvenes que iban a bordo de una moto roja, de las mismas características que la usada para el crimen de Hinojosa, y uno de ellos vestía una remera particular, que fue referida en testimonios de ambos episodios.

Fuentes judiciales informaron que ayer el fiscal Maroto evaluaba el expediente para disponer ruedas de reconocimiento con testigos de ambos homicidios y entrecruzar datos. 

Vecinos de Hinojosa, en tanto, advirtieron que organizarían una nueva marcha para pedir por el esclarecimiento del crimen y exigir la presencia de personal de Gendarmería en la zona.