El ex funcionario declaró y dijo ser un “chivo expiatorio”
La versión de López sobre los bolsos
Imagen: Captura Video

El exsecretario de Obras Públicas José López aseguró que el dinero que contenían los bolsos que llevó a un convento en General Rodríguez no es suyo sino de "personas vinculadas a la política" y que lo obligaron a trasladarlo. "Me usaron como chivo expiatorio, como una maniobra distractiva para poner la atención pública en otro lugar, agregando además ridiculeces inexplicables y que yo no tuve otra alternativa que obedecer", dijo López.

Y abundó: "Cuando antes señalé que es dinero de la política es porque así me lo indicaron pero en realidad lo que quise referenciar es que ese dinero era de personas vinculadas a la política de las cuales no puedo hablar. No es una persona sino varias y yo mismo no sé bien quiénes son todos ni quiero saberlo".

Señaló que en una reunión algunas personas le encomendaron una "diligencia" que "consistía en que debía trasladar esos bolsos al convento al que yo conocía y tenía entrada, entendiendo que a partir de allí se los iba a ir retirando para darle otro destino".   "Al lugar no llegué solo, me escoltaron tres personas, una en una moto y dos en un auto. Cuando digo que me escoltaron no digo que eran simples acompañantes, digo que son las personas que me entregaron el dinero que debía trasladar y me siguieron por todo el camino a modo de control", agregó López.

El ex funcionario también mencionó supuestas maniobras de agentes de inteligencia en su contra. “A mediados del año 2016 estando en Montevideo, Uruguay para las sesiones de parlametnarios del Mercosur un parlamentario me dijo: ‘a vos, a mí, a Rossi y a otro parlamentario más nos están investigando, esto me dijeron fuentes allegada a la SIDE, a los servicios’", relató.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ