Cartas de lectores
Reforma apurada

Como ya se conoce, la Cámara baja de la Legislatura provincial llamó a debatir el proyecto del oficialismo para una  Reforma constitucional en Santa Fe para el próximo miércoles 29 de agosto. Llamar a este sesión extraordinaria para tratar el mensaje del Ejecutivo pidiendo la habilitación de la reforma constitucional es un error político porque es presionar sobre un tratamiento express.  

Es también un error metodológico porque hay otros proyectos que se han presentado, incluso del interbloque del peronismo, que ya pasó una comisión, de las cinco comisiones a las que fue enviado y se está trabajando para llamar a todos los sectores, escuchar propuestas. Han venido sectores de la universidad, gremios, es decir, se está abordando este proyecto de ley con el tiempo que un tema tan importante requiere.

Ahora, al forzar una sesión extraordinaria se lleva a que tengamos que tratar sobre tablas solo el proyecto del Ejecutivo por un sí o por un no y sinceramente lo que expresa es una falta de legitimidad y de consenso. El gobernador no advierte que sí hay un ánimo reformista en todos los sectores pero de no tratarlo livianamente y con los intereses que uno termina sospechando que tiene esta presión de la extraordinaria. Todo parece indicar que se quiere llegar con los tiempos electorales para la reelección.

Proponemos seguir trabajando el proyecto de reforma, llamar a elecciones el año próximo y que la Convención trabaje sin presiones, tranquilamente sobre los temas más importantes, incorporando derechos, y todos los puntos que nuestra Constitución tiene necesariamente que modernizar.

 

* Diputada provincial del justicialismo

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ