Sin quórum para la consulta popular

La lucha por la legalización del aborto no se agotó, ni mucho menos, luego del rechazo del Senado. En ese contexto, hubo una propuesta que levantó mucha polvareda. Se trata de la “consulta popular”, vinculante, motorizada por el diputado Daniel Lipovetzky, titular de la Comisión de Salud en la Cámara baja y uno de los impulsores del debate por la legalización. 

La Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito se opuso desde el principio a esa posibilidad. Jenny Durán, una de sus integrantes, explicó por qué ese grupo, que desde hace 13 años impulsa la legalización, se opone a la “consulta popular”. “Lo que venimos planteando desde el principio es que los derechos no se plebiscitan. El Senado tiene que hacerse cargo, tiene que responder a la demanda de las mujeres, a la cantidad de muertes e internaciones que la clandestinidad favorece”, exigió Durán. “Además, durante el debate se generaron fuertes consensos, que hacen a crear nuevas formas de relaciones dentro de la sociedad. Eso también es muy importante. Hubo mucha participación popular sobre temas como el rol de la Iglesia y las presiones que se ejercen al interior del Congreso. Por eso no hace falta un plebiscito. La ciudadanía ya participó. Ahora debe resolver el Congreso”, insistió. 

Desde el Poder Ejecutivo también rechazaron   la propuesta y el jefe de Gabinete, Marcos Peña, descartó de plano que el Gobierno la tenga en  sus planes.

En medio de la polémica, Lipovetzky explicó por qué impulsó la consulta. “Empiezo por aclarar que esta propuesta surgió el miércoles 8, antes de la votación en el Senado, pero previendo que podría haber rechazo. Es una posibilidad de dar respuesta a los abortos clandestinos, sin tener que esperar a que se presente de nuevo el proyecto. Pero posiblemente sea mejor alternativa la reforma al Código Penal que está impulsando el Gobierno. La nuestra fue una primera propuesta, que apareció como una reacción a la posibilidad de rechazo. La legalización, que es lo que yo apoyo, exige primero la despenalización, que por supuesto estaba en lo aprobado en Diputados. Ahora, con la reforma al Código, se modifica por primera vez lo legislado sobre el aborto y se amplían las causales. Entonces vamos por ese camino, en el que ya había consenso. Si la reforma sale rápido, es una mejor opción”.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ